| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El Congreso arrincona a Sánchez tras volver a negar un giro con el Sáhara

El presidente se ha quedado solo, ningún grupo parlamentario entiende el cambio de postura y su acercamiento a Marruecos, y así lo han dejado claro en el hemiciclo.

| Yolanda Lorenzo España

La nueva posición del Gobierno acerca del Sáhara Occidental era otro de los temas a tratar este miercoles en el Congreso de los Diputados. Un tema de vital importancia, y que además ha supuesto un duro enfrentamiento en el seno de la coalición entre PSOE y Podemos, pero que Sánchez ha despachado en apenas 15 minutos.

El presidente ha negado cualquier giro, esgrimiendo que solo es "un paso más en el camino" iniciado ya en 2007 cuando se presentó el plan de autonomía propuesto por Marruecos y que está en línea con la posición de países como Francia, Alemania o Estados Unidos.

Ante el Pleno del Congreso, Sánchez ha sostenido que "más bien hay que hablar de un paso más en un camino que se inició hace 14 años" cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ya dijo que la propuesta marroquí, que da autonomía al Sáhara pero bajo soberanía de Rabat, constituía una "contribución valiosa" para resolver este conflicto que ha tildado de "enquistado".

"No estoy restando importancia a la decisión que he tomado, la he tomado con plena voluntad de dar un paso adelante", ha sostenido, en referencia a su afirmación en la carta remitida al rey Mohamed VI de que el plan de autonomía constituye "la base más seria, creíble y realista" para una solución.

En este sentido, ha esgrimido que tanto Zapatero como luego Mariano Rajoy, quien también según él mantuvo el reconocimiento del plan de autonomía, entendieron la complejidad de este conflicto. "Lo que les pido es que valoren también esa complejidad", ha reclamado a los diputados.

Asimismo, ha reiterado que España apuesta por una solución en el marco de la ONU y mutuamente aceptada por las partes, es decir, por Marruecos y el Frente Polisario y ha confiado en las posibilidades de avanzar en ese sentido tras el nombramiento el pasado octubre del nuevo enviado especial de la ONU para el Sáhara, Staffan de Mistura.

Podemos se niega a aplaudir a Sánchez

Sin embargo, esta negación de lo que todo el mundo considera un cambio de posición ha encendido aún más los ánimos ya que ninguno de los miembros de Unidas Podemos ha aplaudido al presidente al finalizar su intervención, ni siquiera los integrantes del Gobierno, mientras el delegado del Frente Polisario en España, Abdulah Arabi, observaba el discurso desde la tribuna de invitados del hemiciclo.

De hecho, el Frente Polisario ha salido a las calles de Madrid este pasado sábado, en las inmediaciones del Congreso en protesta por la nueva posición española y a favor de la autodeterminación. Una protesta en la que han participado varios diputados de Unidas Podemos como muestra de respaldo a los colectivos convocantes.

EuropaPress_4351204_portavoz_unidas_podemos_congreso_pablo_echenique_sesion_plenaria_congreso

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique 

Pero además, durante su turno de palabra, los morados han replicado al presidente del Gobierno que es evidente su giro "lamentable" sobre el Sáhara Occidental y le han instado a volver a la defensa del referéndum de autodeterminación. 

"Es difícil de justificar (en referencia al cambio de Sánchez) y se lo digo con toda la lealtad", ha enfatizado Pablo Echenique para recordar que un régimen "autoritario" de un "autócrata", como es el presidente ruso Vladimir Putin, ha invadido un país más pequeño y viola derechos humanos con su guerra, una situación que ve análoga también al trato de Marruecos a los sahararuis junto al agravante de que el país magrebí no aspira a tener una parte de la soberanía de un territorio ajeno sino su "totalidad".

También ha subrayado el portavoz del socio de coalición del PSOE que es "correcto" que este conflicto está "enquistado" y es "necesario" que avance, pero ve "dudoso" que la autonomía del Sáhara sea una solución para rememorar que el caso de Eritrea "salió muy mal", terminando con una "cruenta guerra" con Etiopía y con la proclamación de su independencia.

Gamarra acusa a Sánchez de "tomar partido" por Rabat

Pero no solo los socios de Sánchez ven injustificable su giro, sino que también la oposición ha evidenciado su "soledad". La coordinadora general del PP, Cuca Gamarra, ha denunciado su "giro copernicano" con el Sáhara, tomando "partido" por Rabat. Tras asegurar que Pedro Sánchez va "más allá" de lo que han firmado países como Francia o Alemania, ha subrayado que España "no merece esto".

Gamarra ha censurado que el presidente del Gobierno haya dado "ese giro a espaldas" del Parlamento, provocando la "ruptura de 47 años de política consensuada" con respecto al Sáhara, que era "uno de los escasos temas en los que todos los grupos compartían una misma posición".

"La soledad se ve en el giro copernicano que ha dado en la relación con Marruecos. Pide unidad y patriotismo. ¿Dónde está su unidad y patriotismo en este tema? ¿Qué más tiene que ocurrir para que usted de una manera responsable hubiera comparecido aquí previamente a plantear al Parlamento la posición de España en materia exterior?", ha interpelado.

 

En líneas similares se ha pronunciado Santiago Abascal que considera que la decisión adoptada no es más que una "cesión" de España ante Marruecos. "Lo ocurrido es una afrenta a España, un puñetero insulto a este Parlamento", ha denunciado sobre la carta enviada por Sánchez al rey de Marruecos, Mohamed VI.

Junto a ello, también los habituales socios del presidente ERC, Mas País, Compromís y EH Bildu han acusado al presidente de haber dejado abandonado al pueblo saharaui sin que se sepa a cambio de qué y sin garantías de que Rabat cumpla, ya que la mayoría considera un "tirano" al rey Mohamed VI.

El portavoz de Esquerra, Gabriel Rufián, ha asegurado que el Gobierno ha optado por "canjear principios por más control de la inmigración en Ceuta y Melilla" para que "cuando el hambre y la desesperación se encarame en las vallas, puedan repartirse las porras con la gendarmería marroquí", mientras que Joan Baldoví ha recordado que cuando estuvo en el Sáhara vio "represión", "recursos naturales esquilmados" y personas "con DNI español" que seguro que ahora "no entienden este cambio de posición". 

Y así, uno tras otro, todos los portavoces parlamentarios de los diferentes grupos ha clamado ante un cambio de postura que el Gobierno intenta negar. Ciudadanos, PdCat, Junts... han subido a la tribuna para evidenciar la soledad de Sánchez, que ha tomado una decisión trascendental para la política exterior de España, sin contar con sus socios, ni con el Congreso y además, sigue sin explicar la razón.