23 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya

La tensión crece: Ceuta vuelve a ser objeto de la ira de Marruecos

| Yolanda Lorenzo España

Marruecos sigue lanzando desafíos a España. Tras abrir y cerrar la valla de Ceuta a su antojo para presionar al Gobierno, Rabat sigue lanzando mensajes a Sánchez, que sigue sin ser capaz de apagar un incendio que ha colocado a la ciudad autónoma en el punto de mira de Mohamed VI

 "El problema permanece con España, dado que las razones de su desencadenamiento aún no han sido resueltas", ha zanjado este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí, que además, ha lamentado la "instrumentalización" de la Eurocámara en la crisis.

 

 "La instrumentalización del Parlamento Europeo en esta crisis es contraproducente", ha defendido el Ministerio de Exteriores en un comunicado recogido por la agencia oficial MAP. "Lejos de contribuir a la solución, se inscribe en una lógica de competencia política corta de miras", ha advertido.

De hecho, el parlamento del país vecino ha señalado a  Ceuta como ciudad marroquí "ocupada", denunciando, además, "segundas intenciones" y "falsedades" en la moción aprobada por el Parlamento Europeo con la que ponen de manifiesto el rechazo a la estrategia de Rabat y afean que pusiera en riesgo las vidas de miles de menores. 

"Es una crisis bilateral"

En un comunicado emitido tras una reunión de urgencia, la Cámara Baja marroquí ha rechazado "las numerosas disposiciones inapropiadas contenidas en el texto" del Parlamento Europeo, así como ha apuntado que "es evidente que se trata de una maniobra para desviar a atención de una crisis política entre Marruecos y España".

"Es un intento inútil de europeizar una crisis bilateral cuya génesis es conocida y cuyas responsabilidades están bien definidas", ha apuntado en un mensaje similar al lanzado por el ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, quien ha aclarado este miércoles que la crisis política abierta con España "persiste".

"La crisis marroquí-española está ligada a la actitud y actuación de España sobre la cuestión del Sáhara, causa sagrada de la nación de Marruecos", ha incidido.

Apoyo de Estados Unidos

Así, Marruecos sigue acrecentando el nivel de tensión, conscierte, además, de que, aunque no cuenta con el respaldo de la UE, sí que tiene el apoyo de Estados Unidos en esta materia, después de que Trump reconociera su soberanía sobre el Sáhara, algo que el gobierno de Joe Biden no pretende enmendar.

De hecho, lo ha respaldado formando parte de las maniobras que se están llevando a cabo en Marruecos, una nueva demostración de fuerza de Mohamed VI en la que participan también soldados italianos e ingleses.

España estudia pedir visado a los marroquíes para entrar en Ceuta y Melilla

Mientras tanto, el Gobierno "está considerando" la posibilidad de "que se suprima el régimen especial que para las ciudades autónomas se dispuso cuando España ingresó en Schengen", una excepcionalidad que permite a los residentes en las provincias marroquíes de Tetuán y Nador acceder sin visado a Ceuta y Melilla, respectivamente.

"De esa forma el control fronterizo pasaría a estar en el paso con Marruecos" y no en el puerto, explicó en declaraciones a los medios el secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-BarbaGonzález-Barba este jueves, quien ha advertido de que se trata de "un asunto de enorme calado que precisa del máximo consenso tanto en la ciudad como entre las fuerzas políticas nacionales".