| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo

Feijóo arranca a Sánchez el desbloqueo de la renovación del CGPJ y el TC

Ambos líderes han "avanzado" para "abordar la renovación conjunta de CGPJ y TC con un nuevo marco que profundice en criterios de independencia".

| ESdiario España

Tres horas y cuarto de reunión y, después de cuatro años de secuestro por parte del PSOE, parece que hay un principio de desbloqueo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Ese es el resumen de la cita urgente entre Sánchez y Feijóo en Moncloa este lunes por la mañana. En palabras del presidente popular, se ha "avanzado" para "abordar la renovación conjunta de CGPJ y TC con un nuevo marco que profundice en criterios de independencia".

En un mensaje publicado en sus redes sociales, Feijóo ha destacado que "este paso se podía haber dado mucho antes", y que "confía en que también será posible una reforma legal como pide la UE y lleva pidiendo meses el PP". Avances, eso sí, que no han derivado en un desbloqueo del Consejo. 

La reunión arrancaba este lunes en La Moncloa alrededor de las 10:45 horas de la mañana, después de que Sánchez  convocase a Feijóo tras el anuncio de renuncia del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Carlos Lesmes, para no ser "cómplice" de la parálisis en torno al CGPJ, que lleva casi cuatro años sin renovarse. 

Una hora más tarde, se sumaban al encuentro los dirigentes que hasta ahora han manejado las conversaciones en materia judicial, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y el vicesecretario institucional del PP, Esteban González Pons, que han anunciado una comparecencia posterior desde Moncloa y Génova, respectivamente, en la que han explicado que reiniciarán las negociaciones hasta ahora estancadas.

Pero minutos antes del comienzo, el líder del PP ya había avisado de que no aceptaría un simple cambio de cromos para renovar el CGPJ "sin cambiar nada" en el sistema de elección del órgano de gobierno de los jueces. El objetivo del popular era lagrar darle a los magistrados la capacidad de decisión dentro del consejo.

De hecho, en una entrevista en Telecinco, criticaba que el Gobierno pueda cesar hoy a un ministro y mandarle mañana a presidir el CPGJ y a una ministra y nombrarla Fiscal General. También que, cuando tienen un pacto en RTVE, el presidente haga que dimita el presidente de la Corporación y ponga a una persona de confianza; o dé una instrucción a directora del CNI y por cumplir esa instrucción y tener problemas con los independentistas, la cese; o nombre a un militante del PSOE como director del CIS.

 

"Este tipo de asalto a las instituciones nunca se había dado en democracia", ha dicho Feijóo y ha pedido "cuidado con hacer lo mismo en el CGPJ y en el TC, porque estos temas son muy serios", para recordar que él ha "cumplido" con sus obligaciones al enviar una propuesta a Moncloa en julio para la renovación del CGPJ de la que aún no había obtenido respuesta.

Sin embargo, el Gobierno no estaba dispuesto a aceptar condiciones, pese a que el que parece no recordar sus palabras es Pedro Sánchez y el PSOE que sí que pedían despolitizar la justicia. De hecho, allá por 2014, cuando los socialistas estaban en la oposición, exigían "despolitizar el CGPJ. Que los partidos dejen de proponer candidatos". 

Por ello, y una vez que Sánchez parecía haber olvidado sus deseos y no estaba dispuesto a ceder y realizar una reforma en la que 'los jueces elijan a los jueces', el bloqueo en el CGPJ es total, lo que ha llevado a Lesmes a dimitir. 

"Perdida toda esperanza de rectificación y ante el patente deterioro del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, que no puedo evitar, mi presencia al frente de estas instituciones carece ya de utilidad y sería además contraria a mi propia conciencia profesional, por lo que se impone mi renuncia como presidente, ya que mantenerme a partir de ahora en esta responsabilidad solo puede servir para convertirme en cómplice de una situación que aborrezco y que es inaceptable", señaló Lesmes en su comunicado.

Mientras, Podemos se sumaba a la 'fiesta' y pedía tener su parte del pastel en el reparto de nombres, exigiendo a Sánchez garantizar, como miembro "legítimo" del Ejecutivo, su papel como "sujeto activo" y "protagónico" en la negociación para renovar el CGPJ. Así, demandaba a su socio que no diera "su brazo a torcer" y no cediera a la presión del PP que busca "excluirles" para intentar fraguar un acuerdo "bipartidista".

"Unidas Podemos tiene que ser parte determinante de esta negociación (...) Unidas Podemos tiene que estar en esa negociación. Esa negociación no puede ser bipartidista y debe incluirnos como no puede ser de otra manera, porque somos miembros del Gobierno. Ya está bien que PSOE y PP lleven haciendo componendas con el Poder Judicial", decía Pablo Fernández, coportavoz de la formación. 

Sin embargo, de las palabras de Feijóo se deduce un mensaje claro, que la renovación de los jueces no puede volver a ser una moneda de cambio y para ello, hay que llevar a cabo cuanto antes una reforma legal en la que, tal y como pide la UE, los jueces elijan a sus representantes.