| 28 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El Rey Juan Carlos
El Rey Juan Carlos

La reacción del Rey Juan Carlos al discurso de Felipe VI: "Reconfortante"

El discurso del Jefe del Estado tuvo un oyente de excepción a miles de kilómetros: su padre lo escuchó y ha hecho saber desde Abu Dabi su opinión al respecto.

| Yolanda Lorenzo España

Quizá el mayor protagonista del aniversario del 23F fue, también, el gran ausente: el Rey Juan Carlos, sometido a una especie de exilio involuntario en Abu Dabi desde agosto, pactado por Moncloa y Zarzuela, que hoy parece más próximo a terminar.

Sin imputaciones formales, aunque pesan sobre él tres investigaciones abiertas, la reivindicación que de su figura y su legado hizo don Felipe fue sin duda el momento más importante del homenaje celebrado este martes en el Congreso de los Diputados, entre los aplausos de la mitad del Gobierno, la socialista, y el desprecio de su socio, Podemos.

¿Pero qué habrá pensado el aludido de su ausencia y, aún más, de las palabras de su hijo en tan solemne ocasión? El silencio de don Juan Carlos desde el verano, cuando salió de España, hace muy difícil saber su opinión al respecto de casi todo, aunque ha encontrado ocasionalmente la manera de hacer constar su postura a través de amigos y periodistas.

 

Y ha sido posible saber su reacción oficiosa a las palabras de don Felipe. Según el comunicador Carlos Herrera, que mantiene hilo directo con el Rey Emérito desde su salida de España, se ha sentido "reconfortado" con el recuerdo expresado por su hijo con un discurso que al parecer ha calificado de muy "correcto".

Lo cierto es que don Felipe reclamó el legado institucional de su padre, con rotundidad, lo que ha disparado las posibilidades de un inminente retorno, sobre el que se lleva especulando prácticamente desde su marcha, con varias fechas pospuestas: primero se señaló octubre y después las Navidades. Ahora podría ir en serio, a falta de que se conozca cuál sería su lugar exacto de residencia.