| 23 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jose María Calleja, junto a Ana Iríbar, viuda de Gregorio Órdoñez.
Jose María Calleja, junto a Ana Iríbar, viuda de Gregorio Órdoñez.

La emotiva despedida de las víctimas a Calleja: Siempre fue uno de los nuestros

La prematura muerte del periodista por coronavirus ha rescatado su papel fundamental en el combate intelectual contra los terroristas. Y a sus cómplices en el nacionalismo.

| J.R.V España

La repentina y prematura desaparición del periodista y escritor José María Calleja, muerto este martes a los 64 años víctima del coronavirus, ha provocado una unánime reacción entre las víctimas del terrorismo, a las que siempre ayudó y dio voz.

Muchas de ellas, no olvidan su valentía en los años de plomo de ETA cuando desde los informativos de ETB plantaba cara a los asesinos, a los dirigentes de Herri Batasuna y al silencio cómplice del PNV. "Siempre fue uno de los nuestros", ha sido la emotiva reacción de las víctimas.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo ha expresado su "consternación" por el fallecimiento de Calleja, del que ha destacado que "se posicionó del lado de las víctimas del terrorismo cuando nadie lo hacía".

"José Mari Calleja siempre fue uno de los nuestros", ha manifestado Covite, que ha incidido en que "se posicionó del lado de las víctimas del terrorismo cuando en Euskadi las víctimas estábamos condenadas al silencio y al ostracismo social tras el asesinato de nuestro familiar".

"Calleja practicó un periodismo casi militante a favor de las víctimas, con una oposición clara y contundente al terrorismo de ETA", y utilizó "el altavoz" que le proporcionaba su profesión para "significarse en contra del terrorismo en un ambiente de minoría absoluta".

Covite ha recordado que "se involucró en las primeras iniciativas pacifistas comandadas por Cristina Cuesta, hija de Enrique Cuesta, delegado de Teléfonica asesinado en San Sebastián el 26 de marzo de 1982, y una de las fundadoras de Covite".

El colectivo de víctimas ha mostrado su agradecimiento a Calleja "por todo lo que ha hecho por las víctimas" y ha destacado que "puso su dignidad un peldaño por encima del miedo", cuando "lo fácil hubiera sido guardar silencio ante las injusticias".

Especialmente emotivo ha sido el recuerdo que del periodista fallecido ha hecho Consuelo Órdoñez, hermana del concejal del PP asesinado.

También ha expresado su pesar por la muerte del periodista una de sus compañeras en la rebelión cívica contra los terroristas, la eurodiputada de Ciudadanos, Maite Pagazaurtundúa.

Por su parte, la presidenta del PP vasco, Amaya Fernández, ha pedido no olvidar la lucha contra ETA de Calleja.