| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Acto de 'Otras Políticas' en Valencia
Acto de 'Otras Políticas' en Valencia

De Valencia al "Matadero": el tortuoso camino de Yolanda para llegar a "Sumar"

A 24 horas de su presentación, el proyecto de la vicepresidenta llegó como un cohete de ilusión en la izquierda y acaba casi amortizado sumando por resignación de los partidos

| E. M. España

“La enésima lavada de cara personalista de la izquierda española”, con esta frase recibía a Yolanda Díaz un grupo de militantes de Compromís, uno de los partidos que aspira a integrar dentro de su plataforma Sumar, a 24 horas de su presentación oficial en el Matadero de Madrid.

Del 13 de noviembre de 2021 en el Teatro Olympia de Valencia al 8 de julio de 2022 en el Matadero de Madrid han pasado siete meses en los que el proyecto anunciado por Yolanda Díaz en varias ocasiones, y postergado en el tiempo para desesperación de sus adláteres, comenzó como un cohete como el salvador del espectro político a la izquierda del PSOE y llega prácticamente amortizado sin ilusión antes casi de empezar tras un camino lleno de baches.

 

Y es que siete meses en política son muchos. Por medio ha habido diversos procesos electorales donde a Unidas Podemos no le ha ido precisamente bien, con el sainete añadido de la candidatura de unidad en Andalucía mal registrada y las luchas internas que, pese a la pax romana de la campaña, han acabado por dejarles con 5 diputados de 17 que tenían.

Asimismo, lucha de egos entre la propia Díaz y el sector de Pablo Iglesias en Podemos que encabezan las ministras Ione Belarra e Irene Montero, y lo que más ha dolido al proyecto, las imputaciones y dimisiones como la de Mónica Oltra que han destrozado la foto de las lideresas con la que Díaz se presentó con tanta fuerza en Valencia como arranque de su campaña para crear su plataforma. Hoy esa imagen de las otras políticas de Valencia viene a ser como la foto de Colón, una maldición.

 

Yolanda Díaz, pese a ello, tiene su Sumar, y el resto de partidos de la izquierda se resignarán a entrar en él porque es eso o el ostracismo electoral en un momento donde las encuestas marcan un retroceso de la izquierda en general y del espectro político podemita en particular.

Díaz, que tras las imputaciones de Oltra y Ada Colau y la caída total de la primera, se ha apoyado principalmente en el Más Madrid de Íñigo Errejón mostrándose públicamente con gran complicidad con Mónica García, ha pedido a sus compañeros ministros que no vayan a la presentación de Sumar, tal y como ha revelado Ione Belarra, así que no veremos por el Matadero a Belarra, Montero o Garzón, una muestra de que la vicepresidenta quiere todo el protagonismo.

Sin embargo, sí irán miembros de Podemos, de Izquierda Unida como el secretario de Estado Enrique Santiago -líder del PCE, el partido del que procede Díaz-, de Más País o de Compromís, pese al mal momento que vive este último partido tras la caída de Mónica Oltra y el daño de imagen que supone el caso de busos sexuales del ex marido de la ex vicepresidenta.

A 24 hora de Sumar, la izquierda sumará por resignación más que por ilusión. En siete meses se ha esfumado parte del furor que despertó Díaz en Valencia que algunos apuntaban hasta a disputar el liderazgo de la izquierda al PSOE.