| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez.
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez.

El último escándalo de UGT vuelve y pone la cara roja a Pepe Álvarez y al PSOE

La jueza embarga las cuentas de una empleada del sindicato, hija de una parlamentaria socialista en la Asamblea de Madrid, tras destaparse a malversación de 4 millones de euros públicos.

| M.B España

La jueza que instruye el caso por el presunto desvío de 4 millones de euros de las cuentas de UGT ha procedido al embargo de los bienes y cuentas bancarias de la exempleada investigada por estafa mediante cheques en los que borraba el nombre del destinatario y los sustituía, han confirmado fuentes jurídicas. La investigación parte de una denuncia interpuesta por la Fiscalía de Madrid por la presunta comisión de delitos continuados de estafa y falsedad en documento mercantil.

 

La magistrada María Rodríguez Aceveda, al frente del Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid, tomó declaración el pasado 19 de julio a Maika T.L, pero ésta se acogió a su derecho a no declarar. Este mismo mes, dictó una resolución en la que bloqueaba las cuentas de todos los investigados, entre ellos el marido de la exempleada y varias amigas.

La denuncia del fiscal acusa a esta exempleada de UGT, hija de una diputada regional madrileña del PSOE, y a otras cuatro personas ajenas al sindicato por presuntamente desviar al menos 2 millones de euros de las cuentas del sindicato. UGT detectó en un informe reciente que la estafa es aún mayor y ascendería a más de 4 millones.

El caso lo destapó UGT y supuso la dimisión el pasado 21 de diciembre del exsecretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, después de que el Comité detectara que el sindicato estaba sufriendo problemas de liquidez de manera inexplicable. Tras ello, se puso en marcha una auditoria interna.

De hecho, la actual secretaria general de UGT Madrid, Marina Prieto, admitía en mayo que faltó "vigilancia en la gestión" y aseguró que se encargará en su mandato de aplicar "más controles" en la gestión de los recursos financieros, al tiempo que pedía "celeridad" a la Justicia para que se depuren responsabilidades y se resarza al sindicato de esta estafa.

Entre los investigados figura Maika T. L., hija de la diputada regional del PSOE Carmen López. El sindicato tiene documentados al menos el desvío de un millón y medio de euros en las cuentas de los investigados, entre los que figura el marido de la extrabajadora y tres amigas.

Según la Fiscalía, la exempleada procedía en los cheques a borrar "con una goma que borra tinta", el nombre del beneficiario elegido aleatoriamente y lo sustituía por el de diversas personas de su núcleo familiar (marido) y de tres amigas que actuaban en connivencia con ella.

En el marco de la instrucción, una de las investigadas habría manifestado que se benefició de viajes lujosos con toda su familia a Tanzania, Maldivas, Laponia o Dubái, entre muchos otros, y cheques por valor de 43.000 a manos de Maika L. por la amistad que les une desde la infancia.

Según su versión, desconocía que los lujosos viajes a los que le invitaba su amiga y los cheques que le daba para ayudarla por "la mala racha" que atravesaba era irregular. Por ello, ha señalado que si era un dinero ilegal lo entregaría al juzgado.