23 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Rufián, abandonando el hemiciclo expulsado en la última sesión de control al Gobierno.

Ana Pastor en guardia ante lo que prepara Rufián en su vuelta tras su expulsión

En el plena guerra reabierta entre el Gobierno y la Generalitat, el portavoz adjunto de ERC reaparece este miércoles en el hemiciclo con una pregunta para Sánchez. Alto voltaje.

| ESdiario España

¿Piensa tomar alguna medida para intentar frenar el crecimiento de la ultraderecha en España? Esta pregunta que el diputado Gabriel Rufián Romero va a formular al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez este miércoles, mantienen en vilo al Congreso de los Diputados, a su Mesa y, en especial, a la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor.

Y es que el portavoz adjunto de Esquerra reaparece en el hemiciclo, en una sesión de control al Gobierno, tras el gravísimo incidente que protagonizó en la última, el pasado 21 de noviembre, en la que se convirtió en el segundo parlamentario expulsado -después de desoir tres llamadas al orden de Pastor- de la reciente historia de las Cortes.

Y, por si fuera poco, la expulsión de Rufián llevó acarreada la salida del resto de diputados de ERC y un escandaloso supuesto escupitajo del compañero de Rufián, Jordi Salvador, al ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

El caso es que, pese a la gravedad de los hechos, Pastor renunció a suspender a Rufián de sus funciones -podría haberle privado de asistir a dos plenos- y llamó a su despacho a Salvador. Y en su bronca a la Cámara, advirtió de que no iba a permitir ni una salida de tono más en los escaños.

Pero todos desconfían de Rufián. Más aún con el escenario político en el que se va a celebrar este miércoles su cara a cara con Sánchez: con el primer aviso a la Generalitat, la amenaza del 155, la apuesta de Torra por la vía eslovena, los CDRs campando a sus anchas en las calles de Cataluña y los presos del procés en huelga de hambre.

Y con Vox convertido en el enemigo público número uno del PSOE y sus socios. Tal vez por eso, Pastor se prepara para otra sesión de "alto voltaje". Y, previsiblemente, para un nuevo número de Rufián.