| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Nadia Calviño
Nadia Calviño

Los expertos contradicen a Calviño: 2024 será el año de la recesión en España

Las principales empresas de inversión y consultoras preven que en dos años la recesión llegue a España, aunque Calviño asegura que con las medidas de Sánchez no ocurrirá

| Miguel Centeno España

Desde que se conocieron los datos de inflación superior al 10% y la factura de la luz, así como los precios de la gasolina y el gas absolutamente disparados, el Gobierno ha tratado de esquivar las críticas aprobando nuevas subvenciones e incrementando el gasto público, “presumiendo” de que España es el país que más rápido ha hecho efectivos los fondos europeos tras la pandemia. 

Un movimiento político que se suma a los muchos bandazos dados en junio por el Gobierno: Calviño llegó a asegurar, de hecho, hasta en tres ocasiones, cuestiones contradictorias. En un primer momento, aseguró que la economía española era sólida y mantendría el crecimiento previsto por el Ejecutivo para final de 2022. 

Después, al ver que el resto de organizaciones económicas internacionales rebajaban sus previsiones para nuestro país, situándolo a la cola de Europa, el Gobierno reculó matizando que podríamos no crecer tan deprisa, pero que era por culpa de Rusia y Putin (naciendo la conocida frase de Sánchez de “la guerra de Putin).

Pero ese matiz pasó a ser un asterisco de considerables dimensiones a las pocas semanas, cuando a principios de julio, Nadia Calviño aseguró que el otoño que se aproxima a Europa es preocupante por los posibles cortes de gas rusos, el auge de precios y el panorama económico general de la eurozona, con el Banco Central Europeo poniendo en positivo los tipos de interés. 

Un panorama algo catastrofista para algunos que fue corregido, horas después, por la propia ministra de Economía, quien aseguró que aunque las circunstancias no pintan de la mejor manera para el futuro, España no sufrirá una recesión. Y es que esa palabra, recesión, parece estar prohibida en Moncloa. La niegan. La desechan. No es una posibilidad. Pero lo expertos ya han dado la voz de alarma: la recesión no es una posibilidad, es un hecho que va a llegar. 

Y es que según las principales empresas de inversión del país, la recesión técnica llegará en el año 2024 de forma global. Por lo que España, siendo de las más afectadas ya en este año, tiene muchas papeletas para ser uno de los países que entre en recesión antes. 

Según datos aportados por Mirabaud Bank, la sociedad confirma que hay un 53% de probabilidad de que Estados Unidos, la nación más potente económicamente, entre en recesión en solo 12 meses y un 75% en dos años. Y si esta es la previsión para el motor económico del mundo, España es una realidad que puede llegar a sufrir como en la anterior crisis. 

En esos dos años también sitúa la empresa Pimco a la próxima recesión mundial, básicamente, debido a la inflación absolutamente descontrolada: “Si llega la próxima recesión, esperamos que las respuestas monetarias y fiscales sean más reservadas y lleguen más tarde que en las últimas recesiones, cuando la inflación no era una preocupación y cuando los niveles de deuda pública y los balances de los bancos centrales eran menos abultados”.

Pimco (firma financiera internacional): "Al llegar la próxima recesión, esperamos que las respuestas monetarias y fiscales sean más reservadas y lleguen más tarde que en las últimas recesiones"

Y España no es una excepción: según Capital Group en España, el país sufrirá una importante crisis ya que nuestra economía está entrando en la última fase del ciclo económico, con una bajada importante prevista para los próximos dos años. 

Y para evitar precisamente esa recesión (y certificando que los temores a que llegue a Europa son muy reales), el Banco Central Europeo (BCE) ha dado la voz de alarma a las entidades financieras europeas para que se adapten ya ante un posible escenario de recesión económica. El presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Andrea Enria, ha pedido a las principales entidades financieras de la eurozona que dispongan de suficiente capital para poder hacer frente a una posible recesión

Desde el punto de vista de la suficiencia de capital, pedimos a bancos concretos que revisen sus trayectorias de capital para incluir escenarios macroeconómicos adversos suficientemente conservadores y actualizados, incluyendo supuestos recesivos consistentes con las proyecciones oficiales a la baja, ha destacado Enria.

Un panorama desolador que no ha hecho reaccionar al Gobierno, que sigue sin bajar impuestos o sin estudiar las medidas y propuestas aportadas por el Partido Popular. Su fórmula sigue siendo la misma: incrementar el gasto público y poner en riesgo los compromisos adquiridos con la deuda pública.