24 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Madrid se enfrenta a 48 horas decisivas sin saber cuándo volverá a la normalidad

La inédita agresividad de Filomena deja en el aire la vuelta al colegio, el estado de las ciudades durante días y la recuperación de la extraña normalidad de la pandemia.

| Andrea Jiménez España

Son horas clave en Madrid, con todo manga por hombro y las incertidumbres disparadas frente a las certezas. Tanto que los dirigentes madrileños no saben aún cuándo se va a poder volver a la normalidad en la Comunidad de Madrid. La ola de frío que transforma el hielo el manto blanco de nieve que ha caído con toda su crudeza sobre el centro del país hace aún más difícil retomar la vida diaria.

De hecho, el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha asegurado que "es pronto para decir que el miércoles se pueda volver" a las aulas, aunque confía en recuperar la movilidad en 48 horas.

Además, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, planteará a la Comunidad la posibilidad de retrasar "algún día más" la apertura de los colegios para revisar las instalaciones de los centros ante la importante carga de nieve que han soportado.

Mientras tanto, el Gobierno no quiere ni oír la posibilidad de declarar a Madrid como zona catastrófica, tal y como ya se han planteado los dirigentes autonómicos y también el alcalde, José Luis Martínez Almeida.

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ya consideró es domingo que "no hay daños importantes ni a bienes públicos ni privados" para tomar esta decisión, mientras que el titular de Transportes, José Luis Ábalos, ha preferido ser más cauto y cree que, a pesar de que ya se han podido observar las consecuencias de un temporal histórico que ha dejado atrapadas a miles de personas,  aún no es momento para plantearlo.

Sin embargo, el consejero madrileño, ha insistido en que una vez que se comience a retomar la normalidad se "van a evaluar las consecuencias" que ha traído el temporal 'Filomena' y "al final de semana tomaremos decisiones".

Nadie en Madrid cree que la normalidad pueda llegar antes del jueves, en pleno pulso político con Moncloa"

De hecho, para López, "las palabras del Ministro del Interior son precipitadas", ya que ni siquiera se ha podido conocer el alcance de las consecuencias de una nevada histórica. Por ello, el alcalde de la capital, ha reiterado que "a pesar de que el ministro haya dicho que no va a conceder la declaración de zona catastrófica si nosotros consideramos que concurren los motivos nuestra obligación es presentarla".

A su juicio, "parece que cuando menos hay indicios que justifican que evaluemos la declaración de zona catastrófica y no parece razonable que se deniegue una solicitud que aún no se ha planteado", ha asegurado en una entrevista en Onda Madrid.

Así, la previsión que tienen los dirigentes regionales es que la movilidad general se pueda retomar , "creemos, en 48 horas. Hay que pedir paciencia, responsabilidad y sacrificio", aunque "lo que es la normalidad completa, que uno vaya a cualquier punto de la Comunidad y no tenga ningún problema, se tardará algún día más".

Almeida insiste en pedir a los madrileños que se queden en casa

Por ello, Almeida ha insistido en hacer un nuevo llamamiento a los ciudadanos, que " todo aquel que se pueda quedar en casa que lo haga".

Además, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha apuntado al miércoles como "una primera posibilidad" para que empiecen a circular los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), aunque ha llamado a ser "prudentes" desde la Administración porque no quieren alimentar falsas expectativas.

En una entrevista en RNE, la vicealcaldesa espera que de aquí al miércoles la ciudad recupere "cierta normalidad", aunque sin obviar que esta semana "va a ser extraordinaria" y reconociendo que los madrileños están "hartos de vivir cosas extraordinarias".

Todo ello, porque una vez que ha pasado lo peor de la nevada parece que no va a haber tregua ya que ahora es el turno de una ola de frío ya que se prevén en toda España temperaturas máximas por debajo de sus valores habituales en estas fechas, con heladas generalizadas, más intensas en los sistemas montañosos, Meseta Sur y sur de la meseta Norte, con temperaturas que podrán oscilar entre los -10ºC y -15ºC.

Avisos masivos

Por ello, la AEMET ha activado avisos de distintos tipos en más de una treintena de provincias, los más graves, serán los avisos naranjas (riesgo importante) que estarán Huesca, Ávila, Segovia, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Lleida y Madrid (por temperaturas entre -8ºC y -10ºC).

De esta manera, las grandes cantidades de nieve acumuladas se transforman en grandes placas de hielo y generarán aún más estragos en la movilidad por lo que las consecuencias derivadas del temporal podrán ser mucho mayores.