| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carles Puigdemont
Carles Puigdemont

La justicia belga tiene otra vez en sus manos a Puigdemont y siempre le ayudó

El Parlamento Europeo retira la inmunidad al prófugo, pero el auxilio de Podemos, la debilidad de Sánchez y los distantes jueces belgas no hacen pensar en una rápida extradición.

| Andrea Jiménez España

Carles Puigdemont ya está más cerca de regresar a España para poder ser juzgado por el procés tras su huida a Bélgica. Ya no tendrá la inmunidad de la que goza por haber sido elegido eurodiputado por lo que más pronto que tarde podrá rendir cuentas ante la Justicia al igual que ya hicieron el resto de sus socios independentistas, a pesar de los votos en contra de los aliados de Sánchez.

Eso, sobre el papel, porque a partir de ahora comienza un proceso que, según fuentes europeas consultadas por ESdiario, puede durar "meses o años": Estrasburgo ha desbloqueado el "escudo" de Puigdemont, pero para que se traite la euroorden del juez Pablo Llarena y se conceda la extradición, debe pronunciarse la justicia de Bélgica

Y hasta ahora ha sido renuente, cuando no agresiva contra los tribunales españoles incluso en tiempos de consenso político entre el PP y el PSOE, cuando ambos secundaban la imposición del artículo 155 en Cataluña: ahora que Podemos respalda a Puigdemont y el Gobierno baraja los indultos de los condenados por el Supremo y la reforma del delito de sedición, "todavía será más difícil que los jueces belgas se pongan del lado de España", apuntan.

Tampoco parece que Sánchez, que en campaña electoral llegó a comprometerse a "traer a España" a Puigdemont, esté muy por la labor: todos sus pasos desde entonces han ido en favor de los partidos independentistas, a algunos de los cuales incluso debe su investidura y los Presupuestos. Pero además hay otra razón inconfesable: ERC, aunque no lo diga, prefiere ver a Puigdemont en Waterloo que en Barcelona, dentro o fuera de la prisión de Lledoners.

 

 

Primer paso

De momento, el Pleno del Parlamento Europeo  ya ha dado luz verde a aceptar el suplicatorio remitido por el Tribunal Supremo por el que se suspenderán los privilegios como parlamentario del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont para que pueda ser juzgado en España por su papel en el 1-O y en todos los sucesos posteriores que llevaron incluso a declarar la independencia catalana.

 También ha dado luz verde a levantar la inmunidad de los otros dos eurodiputados de JxCAT, los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí, al concluir en los tres casos que los hechos imputados son anteriores a que ocuparan su escaño y no guardan relación alguna con su actividad en la Eurocámara.

En el caso de Puigdemont, la posición de la Eurocámara ha sido aprobado con una mayoría de 400 votos a favor, 248 en contra y 45 abstenciones, mientras que para los exconsejeros, el resultado varía ligeramente y sus suplicatorios han sido aprobados con 404 votos a favor, 247 en contra y 42 abstenciones.

Sin embargo, esta decisión no implica una extradición automática, sino que reactivará los procesos abiertos en un tribunal de Bélgica, en el caso de Puigdemont y Comín, y de Reino Unido, en el de Ponsatí, que examinan las euroórdenes que dictó contra ellos el juez Pablo Llarena.

Una vez conocido el resultado de la votación, el presidente de la institución, Davi Sassoli, debe comunicar formalmente la decisión a los afectados y también a las autoridades competentes del Estado miembro, en este caso el Tribunal Supremo, a las que pedirá además que se le informe sobre cualquier hecho nuevo que se produzca o sobre cualquier resolución judicial que se dicte en el correspondiente proceso.

Puigdemont ya avisó de que recurrirá ante la Justicia europea

En su defensa, los tres eurodiputados de JxCAT han argumentado que el Tribunal Supremo no es la autoridad judicial competente para juzgarles y además denuncian persecución política en España. Con los mismos argumentos, Puigdemont, Comín y Ponsatí dijeron días atrás que si el pleno accedía a levantar sus inmunidades recurrirían la decisión ante la Justicia europea.

Por ello, sus socios de ERC ya han mostrado su respaldo a los independentistas. El líder de la formación, Oriol Junqueras, ha animado a los tres a continuar con la "batalla judicial". "Sigamos y ganaremos la injusticia", ha señalado, mientras que desde la formación republicana ha considerado la decisión de Parlamento Europeo como un "nuevo embate represivo" y ha exigido la amnistía para los involucrados en el procés.

Por su parte, tras el anuncio de la suspensión de la inmunidad, el Gobierno, en boca de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha sostenido con la decisión europea se ha lanzado un mensaje de "solidez del Estado de derecho de España, de respeto al trabajo de la Justicia española". Y por último, ha resaltado, "que los problemas de Cataluña se resuelven en España, no en Europa".

Podemos vota en contra de retirar la inmunidad a Puigdemont pese a la órden del Supremo para poder juzgarle

Sin embargo, Podemos que votó en contra, no se ha pronunciado al respecto, aunque basó su posición en que, a su juicio, "el conflicto político en Cataluña debe resolverse por vías políticas y mediante el diálogo. Quienes se empeñan en judicializar esta situación sólo quieren hacer más difícil su solución para sacar algún rédito electoral. Nosotras seguiremos defendiendo la mesa de diálogo, que el Congreso pidió reactivar en febrero, y no echaremos más gasolina al fuego".

Por su parte, el PP  también se ha felicitado por la decisión, aunque el presidente del partido, Pablo Casado, ha recordado que "los socios del Gobierno de Sánchez" han votado "en contra de levantar la inmunidad de Puigdemont para evitar que responda ante la justicia española por dar un golpe a la legalidad y la unidad nacional". Sin embargo, "no lo han conseguido".mprimir