| 25 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Raquel Sánchez y Pedro Sánchez
Raquel Sánchez y Pedro Sánchez

El Gobierno se niega a bajar impuestos y plantea subir el bono de la gasolina

La ministra de Transportes ha dejado abierta la posibilidad de “replantear” ayudas contra la inflación como la subvención de 20 céntimos el litro de gasolina pudiendo subir esa cantidad

| M.C España

Después del dato brutal de IPC conocido este miércoles en el que España ha alcanzado una subida de precios del 10,2% (el peor dato desde el año 1985), el Gobierno ha reaccionado para evitar protestas y descontento entre el electorado y ha anunciado que el Ejecutivo está planteando nuevas medidas para contener la inflación. 

En concreto ha sido la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, quien ha abierto la puerta a "replantear" en concreto la bonificación a los carburantes de 20 céntimos. "En el momento que se observe que hay alguna de las medidas que se tiene que replantear como lo hemos hecho hasta ahora, lo haríamos", ha asegurado en una entrevista en la Cadena SER.

"Estamos actuando con rapidez, con eficacia y sobre todo con justicia", ha defendido la ministra, que ha cifrado en 15.000 millones de euros los recursos movilizados para abordar el aumento de los precios. Sánchez ha subrayado que las medidas impulsadas han permitido "contener la inflación 3,5 puntos", por lo que ha valorado que ya han tenido un impacto positivo.

Además, la ministra socialista ha destacado que la aplicación de la denominada excepción ibérica para poner un tope al precio del gas natural "hará posible que esta semana el precio de la electricidad sea menos de la mitad" del que tienen los países del entorno de España, algo que en un principio el Gobierno sí planteó al querer vender la medida al ciudadano.

De este modo el Ejecutivo pretende reaccionar ante el auge de precios desmedidos, eso sí, utilizando un recurso empleado en el pasado que ha dejado patente la ineficacia para contener la inflación: la subvención. Y es que la ministra de Transportes ha desechado la posibilidad de rebajar los impuestos a los hidrocarburos, una medida que ha pedido hasta la saciedad el PP y que Sánchez sigue despreciando.