26 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Rivera no prestará su tirón en Cataluña para la campaña electoral más difícil de Cs.

Rivera confirma su ruptura total con Arrimadas y se borra de la campaña del 14F

Pese a que un amplio sector del partido en Cataluña reclamaba su participación para intentar revertir las inquietantes encuestas, el antiguo líder naranja no acudirá en apoyo de Carrizosa.

| M.B España

Carlos Carrizosa no podrá tirar de Albert Rivera para tratar de revertir los inquietantes sondeos de Cs en Cataluña y tampoco dispondrá del exlíder naranja para intentar movilizar al voto urbano del cinturón rojo de Barcelona que Ciudadanos logró arrebatar al PSC en los últimos comicios en Cataluña.

Retirado de la vida política tras su dimisión y claramente distanciado de Inés Arrimadas, en desacuerdo con su estrategia de acercamiento a Pedro Sánchez, Rivera ha confirmado este lunes lo que era un secreto a voces en la candidatura que encabezará Carrizosa a las urnas del 14 de febrero.

Que se borra de la campaña y no tiene previsto ponerse a disposición de la actual cúpula para tratar de dar la vuelta a las encuestas, nada favorables para los de Arrimadas. Varias de las últimas públicadas coinciden en un importante desplome desde los 37 actuales escaños hasta los 14-16.

Rivera ha aprovechado una entrevista en Espejo Público para descartar la posibilidad de participar en la campaña, aunque ha deseado"lo mejor" a su partido. "Yo quiero una mayoría constitucionalista y le deseo lo mejor a Ciudadanos. Si no se puede conseguir el resultado que conseguimos la última vez, que por lo menos nos acerquemos al máximo", ha asegurado.

"Pero -ha añadido- no voy a hacer campaña. No por nada, sino porque me parece que una de las ventajas de no estar en política es no tener que hacer campaña".

Rivera ha recordado que tampoco se le ocurrió "aparecer por Galicia o por el País Vasco" para los comicios del pasado julio en estas comunidades y ha avanzado que no actuará distinto en el caso de Cataluña, pese a ser su tierra y su "cuna política". "Yo creo que las campañas les corresponden a los cargos públicos", ha justificado.

A la pregunta de si la próxima vez que acuda a las urnas votará a Cs -para las elecciones generales, porque en Cataluña no vota al estar empadronado en Madrid-, ha respondido: "Espero poder votar a Ciudadanos y por muchos años".

"Lo que pasa es que entiendo también que cuando uno deja la política y la trinchera, las siglas, el carnet, eres más libre", ha manifestado al indicar que ahora, al no liderar Cs, ya no representa al partido y a sus votantes y tiene la "ventaja" de poder hablar solo en su nombre.

 

El expresidente de Ciudadanos, este lunes en Espejo Público.

 

 

Sobre la posibilidad de aceptar algún cargo político o un puesto en una fundación, por ejemplo, si se lo ofreciera el PP, Rivera lo ha descartado. Tras destacar que pudo ser vicepresidente del Gobierno (con Mariano Rajoy) y no quiso porque su deseo era ser presidente para poder "transformar España", ha subrayado: "No tengo intención de volver a la política, y mucho menos por buscar un cargo".

"Yo tenía un proyecto para España, que era superar las rencillas de las dos Españas, hacer un proyecto reformista y renovador, no pactar con los partidos radicales e independentistas y gobernar entre los constitucionalistas", y todo eso "se desvaneció con ese batacazo electoral", ha argumentado.

Respecto a las declaraciones que hizo a mediados de noviembre y en las que muchos medios de comunicación vieron una crítica a la decisión de Arrimadas de buscar acuerdos con el Gobierno de Pedro Sánchez -sobre que uno puede ser "flexible" pero también debe "tener dignidad"-, Rivera ha aclarado que no se refería a Arrimadas, sino que hablaba de su posición cuando dimitió.