| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz.
Yolanda Díaz.

La mini crisis de Gobierno de Podemos en el Ejecutivo, a la vuelta del verano

Hay quienes dicen en Podemos que esas uvas “están verdes”, pero la corriente más pro crisis espera una nueva ocasión para plantearla tras la temporada estival.

| Esther Jaén España

Andan en el seno de Unidas Podemos divididos ante la disyuntiva de renovarse (en el gobierno) o morir (con el gobierno). Existe una gran corriente dentro de la formación morada que, con Pablo Iglesias fuera del Ejecutivo y de la escena política, consideran que deberían seguir los pasos de Pedro Sánchez, que renovó su gobierno y “soltó lastre” sin ningún tipo de remordimiento ni de argumentos sentimentaloides.

“Es un p… Killer -asegura refiriéndose a Sánchez uno de los partidarios de ejecutar una renovación de las caras que, en nombre de UP, se sientan en el Gobierno- pero sabe lo que hace”.

En conversaciones con ESdiario, miembros de la dirección de Podemos advierten que no es fácil ejecutar un cambio de caras en el gabinete de Sánchez (para lo que tendrían manos libres por parte del Presidente), “porque nosotros tenemos nuestras propias hipotecas”.

 

En este sentido, señalan estas mismas fuentes que “IU toma sus decisiones y propone sus candidatos, con lo que si alguien piensa que hay que sacar al titular de Consumo del Gobierno, Alberto Garzón, debe saber que no es UP quien decide, sino su propia formación. IU”.

Miembros de la dirección de Podemos advierten que no es fácil ejecutar un cambio de caras en el gabinete de Sánchez (para lo que tendrían manos libres por parte del Presidente), “porque nosotros tenemos nuestras propias hipotecas”

Algo parecido ocurre con las confluencias, aunque no cabe duda dentro de la formación morada que, en el caso de la vicepresidenta del gobierno y responsable de Trabajo, Yolanda Díaz, su puesto es inamovible hoy por hoy, en tanto que candidata a las futuras elecciones generales, que Sánchez quiere dejar para inicios de 2024.

Algo parecido ocurre con Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, que acaba de tomar las riendas de la formación morada, tras la marcha de Pablo Iglesias.

Consideran los detractores de la tesis de la renovación ministerial que es un error sacar del gobierno a su secretaria general, puesto que ese puesto ministerial le confiere visibilidad y una cierta “autoritas” dentro del partido que dejó en sus manos Iglesias, tras cortarse la coleta y prepararse una buena gira por América Latina en la que ofrecerá conferencias a precios astronómicos para compartir su sabiduría con mandatarios latinos que, según fuentes de Podemos, solicitan con entusiasmo que Iglesias comparta su conocimiento y experiencia con ellos “al precio que sea – asegura uno de sus antiguos colaboradores- y con sumo gusto”.

¿Montero y Castells de salida?

Descartados pues 3 de los cinco miembros del gobierno de Podemos, quedan dos nombres sobre la mesa, susceptibles de ser “renovados” a la vuelta de las vacaciones de verano: Irene Montero, ministra de Igualdad, y Manuel Castells, titular de Universidades del Gobierno de España. De conseguir el recambio de los mismos, se trataría, pues, de una victoria pírrica dentro de la organización, aunque no exenta de complejidades e impedimentos.

Irene Montero y Manuel Castells son los dos ministros de Unidas Podemos susceptibles de ser renovados

Estos dos nombres tienen también un gran hándicap para aquellos que defienden la renovación de Podemos en el Gobierno. “Siendo sinceros- comenta uno de los consultados- Irene Montero ya ha acometido sus dos leyes estrella: la Ley para la Igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que tanta bronca le costó con la ya ex vicepresidenta del Gobierno, y la Ley del solo Sí es sí (Ley de Garantías de Libertad Sexual) y podría dar paso a alguna cara nueva, menos quemada incluso, pero eso no es tan fácil, ni Belarra, señalada por el dedo inspirador de Pablo Iglesias está dispuesta a acometer un ataque a Iglesias, padre de sus hijos y cuya sombra alargada planea y mucho todavía en UP”.

El obstáculo: Ada Colau

El último nombre, el de Manuel Castells, es también un tema espinoso, puesto que su candidatura fue propuesta y avalada por la formación que lidera la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, poco predispuesta a dejarse colar un gol en tiempos de vacas flacas, electoralmente hablando. Con todo, la formación morada celebró la pasada semana la reunión de su cúpula, intensa como es habitual, pero sin respuestas a lo que para un nutrido grupo de asistentes, constituye una necesidad: la mini crisis de Gobierno de los miembros de Podemos.

Como la zorra, hay quienes dicen en Podemos que esas uvas “están verdes”, pero la corriente más pro crisis espera una nueva ocasión para plantearla a la vuelta del verano.