| 14 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Santiago Abascal
Pedro Sánchez y Santiago Abascal

Sánchez devuelve a menores a Marruecos tras atacar a VOX por pedirlo hace meses

Podemos se frota las manos por otra oportunidad para distanciarse del Sánchez tras conocer las devoluciones de menores que ahora hacen tras criticar a VOX por pedirlo.

| Manuel Villa España

Hace unas semanas, VOX pidió la inmediata devolución a Marruecos de los centenares de menores llegados a España en la crisis fronteriza de Ceuta. Y recibió todo tipo de improperios y críticas, incluso la declaración de Santiago Abascal como persona non grata; amén de un ataque frontal desde el mismo Gobierno que acaba de decidir "repatriar" a 800 de esos niños a su país de origen.

La decisión adoptada por el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska, ha desatado una tormenta política y jurídica que promete durar. Y ha ofrecido otra oportunidad a Podemos para marcar distancias con el PSOE, en una semana de enfrentamiento abierto con su socio en asuntos capitales como el precio de la luz.

En el partido encabezado por Ione Belarra se frotan las manos y no lo esconden: a las exigencias vertidas este viernes para que se respeten los protocolos de "reagrupación familiar" y no se proceda a devoluciones unilaterales; se le añade el respaldo aparente que esa posición ha recibido desde instancias judiciales.

 

Y es que a Fiscalía General del Estado (FGE) y la Fiscalía de Ceuta han decidido abrir diligencias de investigación para conocer las condiciones en las que se está produciendo la repatriación a Marruecos de los cerca de 800 menores marroquíes no acompañados que permanecen en la ciudad autónoma de Ceuta después de que llegaran en mayo.

La información adelantada por ABC asegura que ambas fiscalías desconocen desde el plan de repatriación puesto en marcha por el Ministerio del Interior hasta los detalles ya que sólo habrían recibido una comunicación genérica que no decía ni cuántos, ni quiénes ni cuándo iban a empezar.

La Policía Nacional activó a primera hora de la tarde de este viernes el operativo de repatriación y el traslado se produce en grupos de quince. Han comenzado con los 234 adolescentes cobijados en el polideportivo Santa Amelia, entre los cuales no está incluidos los considerados "vulnerables" por razones de salud u otras.

Pero no es suficiente para Podemos, que se siente además respaldado por ONG como Save The Children, que ya ha advertido de que "cualquier repatriación colectiva" de menores migrantes es "ilegal", después de que algunas informaciones hayan señalado que Marruecos y España están trabajando conjuntamente en un protocolo para agilizar la reagrupación familiar de los niños que entran solos en Ceuta.

El plan de Sánchez con Marruecos 

Todo ello llevó el mismo viernes al Ministerio de Derechos Sociales, tal y como adelantó ESdiario, a advertir de que "cualquier proceso de reagrupación familiar debe contar con un protocolo que incluya entrevistas individualizadas a los niños" migrantes, así como "el conocimiento pormenorizado por parte de la fiscalía del procedimiento".

El departamento que dirige Ione Belarra hizo estas declaraciones tras hacerse pública, a través de fuentes de la Policía, el inicio por orden del Ministerio del Interior de la repatriación de los menores marroquíes no acompañados acogidos en Ceuta desde mediados de mayo.

En realidad, aunque todos señalan a Marlaska, el verdadero inductor de esta medida es Pedro Sánchez y la persona elegida por él para tratar de cerrar la crisis diplomática con Marruecos que le costó el puesto a su ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

El PSOE ha adoptado una medida que, cuando la pidió VOX, provocó una cadena de ataques a Abascal y a su partido

El presidente eligió como sustituto a alguien de su confianza, el hombre que le acompañaba en la célebre foto de Sánchez con gafas de sol en el Falcon, tomada y difundida al poco de llegar a La Moncloa en 2018 tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

Se trata de José Manuel Albares, muñidor de esta devolución, que forma parte de un nuevo plan diplomático para acercar las posiciones entre Madrid y Rabat, muy dañadas desde que se conociera la presencia del líder del Frente Polisario en España sin conocimiento del régimen marroquí.

La difícil compatibilidad entre los planes diplomáticos de Moncloa y el discurso político de Podemos, alejado de toda lectura que no sea "humanitaria", promete nuevas tensiones entre los socios de coalición, agravadas por la inédita coincidencia del PSOE y VOX en este asunto, aunque los socialistas no lo reconozcan abiertamente.