| 14 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El tuit que arruina la coartada de Sánchez para los indultos.
El tuit que arruina la coartada de Sánchez para los indultos.

Uno de los indultables arruina la concordia de Sánchez: "Lo volveremos a hacer"

En apenas 24 horas, el líder de Ómnium ha despreciado la mano tendida del líder del PSOE y lo ha dejado en evidencia. Sus planes no pasan precisamente por estrechar lazos y consensos.

| J.R.V España

Ya tiene Pedro Sánchez su respuesta a su llamamiento a la "concordia" para justificar los posibles indultos a los responsables del procés. Y ha sido uno de los indultables más beligerantes contra España y contra la legislación vigente, Jordi Cuixart, el que ha desenmascarado la coartada del Gobierno para excarcelar a los golpistas del 1-O.

El presidente de Ómnium Cultural, el brazo civil del golpe junto a la ANC, ha recalcado este miércoles que no renunciará al ejercicio de derechos fundamentales, a la movilización no violenta y a la desobediencia civil en defensa de la democracia y el derecho a la autodeterminación.

"Ninguna distracción: ayer, hoy y siempre que sea necesario lo volveremos a hacer. ¡Viva Cataluña libre!", ha exclamado en un mensaje en su cuenta de Twitter después de que el Tribunal Supremo  se haya opuesto al indulto.

De hecho, el Supremo reprocha a Cuixart que no acepte el indulto pero sí la amnistía, una figura que recuerda "se ha hecho valer por regímenes dictatoriales para borrar gravísimos delitos contra las personas y sus derechos fundamentales".

 

Cuixart, el más beligerante de los indultables, no oculta sus intenciones y no son la "concordia".

 

En su escrito, el presidente de Ómnium señalaba textualmente, según recuerda el TS, que "ha manifestado en reiteradas ocasiones de manera pública que como preso político su prioridad no es salir de la cárcel sino la resolución del conflicto político por el que cumple condena, empezando por la amnistía como respuesta colectiva en lugar del indulto como solución individual.

En declaraciones posteriores, el vicepresidente de Ómnium, Marcel Mauri, ha acusado al Supremo de ser "un tribunal político, que se dedica a hacer política y no justicia, y en todo caso hace venganza".