| 18 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Incidentes en Barcelona
Incidentes en Barcelona

Los ultras que defienden a Hasel amenazan con otra noche de violencia extrema

Las calles volvieron a arder este martes en Cataluña, con varios grupos de radicales que se manifestaron de forma violenta en contra de la entrada en prisión del rapero y no piensan parar.

| Yolanda Lorenzo España

La violencia regresó a las calles este martes. La izquierda más radical volvió a la quema de contenedores, al lanzamiento de objetos contra la Policía y a convertir la vía pública en un campo de batalla con el argumento de criticar la entrada en prisión del rapero de Pablo Hasel, condenado a más de dos años de prisión por cometer un delito de enaltecimiento del terrorismo, e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, al que ya consideran un mártir al que se le coarta su libertad de expresión.

El rapero fue detenido a primera hora de este martes en la Universidad de Lérida donde se había encerrado para evitar ser arrestado para cumplir la pena de prisión a la que le condenó la Audiencia Nacional y ha llevado a la convocatoria de varias concentraciones de apoyo en distintos puntos de la geografía española que derivaron en una tensa noche de disturbios.

El saldo, 15 detenidos y 33 heridos durante las cargas y altercados, pero los seguidores de Hasel no piensan parar y seguirán sembrando el caos para exigir su puesta en libertad y su "amnistia", por lo que ya han convocado varias manifestaciones para este mismo miércoles, mientras que desde Podemos ya se ha instado al Gobierno a tramitar un indulto para el rapero.

La plataforma 'Libertad Pablo Hasel' ha instado a seguir con las movilizaciones a partir de las 19.00 horas, poniendo rumbo desde la Plaza de Europa a la prisión de Lérida, donde el rapero se "encuentra secuestrado".  También, a la misma hora se han organizado concentraciones en los Jardines de Gracia en Barcelona, y en otros puntos de la geografía española como Madrid, Sevilla, Zaragoza, Toledo, Alcalá de Henares, Granada o Badajoz.

 

 

Todo ello, después de una noche en la que se registraron incidentes en varias ciudades catalanas como Barcelona, Girona, Lleida, Vic, Reus, así como en la ciudad de Valencia, donde los manifestantes se han enfrentado a los agentes y se han producido daños en el mobiliario urbano.

 

Quema de contenedores en Barcelona

 

También, los radicales volvieron a sembrar el terror en las calles agrediendo a los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado,  con lanzamiento de adoquines y material pirotécnico, además de tirar huevos o reventar aceras para tener objetos pesados similares a piedras para lanzar a los Mossos. Mientras que otros, por su parte, recuperaban botellas y objetos de contenedores de vidrio para arrojarlos a los agentes.

En concreto, en Barcelona se han producido daños a mobiliario urbano y vehículos privados y algunas calles como la Vía Augusta, Gran de Gràcia o Paseo de Gràcia se ha visto afectadas, mientras que en Lérida, ciudad natal de Pablo Hasel, se han repetido las agresiones a los agentes y han tirado huevos delante de la sede del PSC.

 

Lanzamiento de vallas en Gerona

 

También en Gerona se han registrado disturbios, e incluso en la localidad barcelonesa de Vic los congregados han lanzado piedras alrededor de la comisaría y han provocado destrozos en el edificio como rotura de cristales. 

Igualmente, en Valencia se han consignado incidentes, como el vuelco y quema de contenedores en las inmediaciones de la plaza del Ayuntamiento, y se han producido cargas al final de la protesta, cuando algunos participantes han tratado de moverse del lugar de la concentración hacia calles aledañas.

Además, la resaca de una noche de disturbios, con un Podemos que calla ante los incidentes, ha llegado al Congreso de los Diputados, donde la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas ha acusado al vicepresidente Pablo Iglesias y sus socios de "impulsar los disturbios en Cataluña" tras el encarcelamiento de Hasel porque "señalan a los jueces y los radicales queman las calles".