04 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pablo Iglesias y Alberto Garzón

Garzón e Iglesias extienden sus críticas al Rey a todos los monárquicos

La ofensiva de Podemos contra la Monarquía sigue subiendo peldaños, y ya no solo atacan al Rey y a Juan Carlos I, sino también a los que se sienten monárquicos y los respaldan.

| A. Jiménez España

No solo la Monarquía es la diana sobre la que lanzan sus ataques los líderes de Podemos, sino que ahora también todos los que respaldan la institución se han convertido en el blanco preferido para los líderes morados, a pesar de que se sienten en el Consejo de Ministros y tengan la obligación de representar a toda la ciudadanía. Sin embargo, para Pablo Iglesias y Alberto Garzón solo existe "ceguera" y no se debería aplaudir al Rey

Así lo han manifestado los dos, en sus respectivas cuentas oficiales de Twitter, como respuesta a la regularización fiscal presentada por Juan Carlos I, mediante la cual ha abonado más de cuatro millones a la Agencia Tributaria en una nueva declaración voluntaria por los ocho millones de euros pagados por la Fundación Zagatka, propiedad de Álvaro de Orleans, con los que se abonaron gastos del Rey emérito, especialmente viajes en aviones privados.

 Para el vicepresidente, existe un problema en los españoles que critican que Podemos no aplauda al Rey durante sus intervenciones en el Congreso de los Diputados, tal y como ocurrió el pasado martes en el acto conmemorativo del 23F, por lo que habría que preguntarse "por qué aplauden los demás".

En la misma línea se ha mostrado el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que ha señalado que "llama la atención la de sorpresas que nos llevamos cada mes con los oscuros -y se ve que también ilegales- movimientos financieros realizados desde la institución que debiera ser la más fiscalizada de toda la democracia, por ser la más protegida y privilegiada: la Monarquía".

"La facilidad con la que se habla de millones y millones de euros que se mueven, ocultan y después salen milagrosamente a la luz es también sorprendente", ha apostillado, para volver a poner el acento y la crítica sobre los que defienden a la institución.  

"Quizás durante años se aplaudió tanto y de manera tan cortesana que luego sólo había ceguera voluntaria ante lo que sucedía", ha asegurado el ministro.

 

Sin embargo, desde el ala socialista del Gobierno la respuesta es mucho más comedida. La primera en pronunciarse ha sido la vicepresidenta Carmen Calvo, ya que la regularización de Juan Carlos I demuestra el "rigor" del Estado con "quien puede estar incumpliendo sus obligaciones".

Además, Calvo ha lanzado otro mensaje a sus socios de Gobierno, al dejar claro que el Ejecutivo no puede pronunciarse sobre las obligaciones fiscales de los ciudadanos, incluso si eso incluye al que fuera el jefe del Estado. "Respeto a las obligaciones debidas de cada uno", ha insistido.