| 21 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Blanco gana 160.000 euros al año de Enagás.
José Blanco gana 160.000 euros al año de Enagás.

José Blanco cobra 160.000 euros al año de una eléctrica y jalea la confiscación

El tijeretazo de Sánchez al sector energético ha puesto en evidencia las contradicciones del PSOE y sus puertas giratorias. Como con los exministros Blanco y José Montilla.

| L. Moro España

El pulso que Pedro Sánchez está echando a las eléctricas, recortando por real decreto ley los llamados beneficios caídos del cielo (los que obtienen sobre todo las nucleares e hidroeléctricas por el CO2 que no emiten a la atmósfera), ha desnudado las contradicciones del partido.

Un partido en el que muchos ex altos cargos han cruzado el umbral de la puerta giratoria del sector energéntico.

Uno de ellos es el ex ministro José Blanco, quien fuera titular de Fomento y todopoderoso número dos del PSOE en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero. Blanco es consejero independiente de Enagás desde mayo del año pasado, y solo en medio año de 2020 se embolsó por ello 69.000 euros (el sueldo anual de un consejero de la compañía alcanza los 160.000 euros al año según la información facilitada por la firma a la CNMV, que será lo que cobre él al término de 2021).

Ahora Blanco se dedica a aplaudir la determinación del presidente por "revertir los beneficios extraordinarios de las grandes empresas en favor de la población, las pymes y el tejido industrial".
E incluso a criticar que las empresas energéticas respondan a la ofensiva del Gobierno, teniendo "un problema de imagen muy serio", en opinión del ex ministro.

El fichaje de Blanco por Enagás, una empresa participada en un 5% por el Estado a través de la SEPI (la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), que es su máxima accionista, no estuvo exento de polémica. Todo lo contrario. Se produjo a la vez que el de José Montilla, otro ex ministro del PSOE, en este caso para más inri de Industria, Turismo y Comercio.

Haciendo hueco a ilustres

En su día Enagás amplió el Consejo de Administración de 13 a 16 consejeros para hacer hueco a Blanco, Montilla y lo que es más: a Cristóbal Gallego, un experto en energía vinculado a Podemos. En concreto se ocupó su Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Responsabilidad Social Corporativa, presidida por la ex ministra del PP (en tiempos de José María Aznar) Ana Palacio. 

La empresa defendió que los tres fichajes eran valiosísimos para ella. En concreto de Blanco destacó su conocimiento del sector de las renovables, por haber sido ponente de una directiva europea sobre la materia cuando era eurodiputado.

Hasta Cristóbal Gallego, el consejero independiente colocado por Podemos, ha sido mucho más cauto a la hora de valorar lo que el Gobierno llama "detraer beneficios" de las eléctricas, que de facto es una intervención del mercado. De hecho Gallego no ha dicho una sola palabra en sus redes. En su día afirmó que aceptaba el cargo de consejero independiente desde su convicción de que la emergencia climática "requiere actuar desde el mayor número posible de frentes".