22 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La ministra de Educación, Isabel Celaá

Celaá amenaza a las Comunidades con imponer su Ley educativa por la fuerza

La ministra de Eduación ha insistido en que la polémica norma ya ha sido aprobada por el Congreso y debe ser acatada por las autonomías sin poner objeciones.

| A. J. España

Isabel Celaá no está dispuesta a permitir que el PP no aplique la Ley Orgánica de Modificacion de la LOE (Lomloe) aprobada la pasada semana en el Congreso. Por ello, ha avisado a Pablo Casado de que la polémica norma ya tiene el respaldo necesario en la Cámara y las Comunidades Autónomas deben acatarla.

"Sorprende que el líder de la oposición esté llamando a una suerte de desobediencia o de no hacer caso a lo que dice el parlamento, porque ésta es una ley respaldada por siete fuerzas políticas y aprobada con mayoría absoluta", ha señalado Celaá en una entrevista en TVE.

 La ministra no contempla que desde algunas comunidades autónomas con gobiernos populares puedan negarse a aplicar la reforma educativa. "No prevemos semejante cuestión", ha asegurado Celaá, que ha insistido en que "se trata de una ley orgánica que incorpora más talento al conocimiento".

Además, ha reprochado al PP que no haya apoyado ninguna de las leyes en materia de educación que han sido impulsadas por gobiernos socialistas y ha asegurado, al ser preguntada por la oportunidad de aprobar esta reforma en plena pandemia, que "la educación no puede esperar", mientras que ha acusado a los populares de "autoexcluirse" de la negociación de la reforma.

Así, Celaá ha defendido la norma que ya lleva su nombre y ha asegurado que ha nacido rodeada de "fake news" en relación a la educación especial y la enseñanza concertada. De hecho, ha asegurado que las acusaciones de pretender acabar con la educación concertada es "algo falaz".

Sin embargo, sí ha reconocido que uno de los objetivos de la ley es "retirar determinados excesos que han llevado a mejorar de manera absolutamente artificial a la educación concertada frente a la pública durante siete años".

Asimismo, ha negado tener conocimiento de que los centros concertados estén impartiendo mayor número de clases presenciales en los cursos superiores de Secundaria que en los institutos públicos y, al respecto, ha admitido que "de ser así añadiría una razón más de que esta ley es necesaria". "Si llegamos a la constatación objetiva y real con datos de que de que la concertada funciona mejor que la pública es una de las razones por las que es imprescindible, urgente y necesaria esta ley", ha insistido.

Críticas a la Conferencia Episcopal por cuestionar la norma

Para la ministra, la educación pública "está en un desequilibrio inmenso en relación a la concertada y habrá que corregir desequilibrios". Y ha defendido la necesidad de "actuar porque la distancia entre el sistema educativo español y los de su entorno empieza a ser sideral".

Por otra parte, Isabel Celaá ha admitido estar "sorprendida" por el apoyo de la Conferencia Episcopal a la movilizaciones contra le Lomloe. "Cuando se ve que la CEE apoya todas estas manifestaciones, la campaña de Mas Plurales, en un momento en que se está trabaja en una educación concertada no atacada y que se mantiene en la ley, que se está intentando equilibrar más a la educación pública, acogedora de una pluralidad ideológica y social, sorprende que se vinculen a esta campaña y a las tres fuerzas políticas que ya habíamos visto juntas antes y que terminaron en Colón".

En relación educación especial, ha asegurado que la disposición adicional cuarta de la ley dice "taxativamente cómo se va a mejorar los recursos ordinarios" para alumnos de necesidades especiales y ha aconsejado a las familias "leérsela". "Vamos a ver cuántos padres", ha respondido Celaá al ser preguntado por las quejas de las familias, y ha explicado que los hay "que quieren llevar a sus hijos con discapacidad a un centro ordinario y muchas veces no pueden".

La titular de Educación ha vuelto a negar que se vayan a cerrar centro de educación especial "porque son necesarios en el sistema" pero ha admitido que, a partir de ahí, "la especulación es libre".