| 06 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez y Teresa Ribera
Pedro Sánchez y Teresa Ribera

Tres meses del “tope al gas”: mismos “sablazos” y nuevas promesas incumplidas

La denominada “excepción ibérica” ha supuesto una rebaja mucho menor de la factura de la luz de lo que esperaba el Gobierno, aunque Sánchez sigue vendiendo la medida como “estrella”

| Yolanda Lorenzo España

Este lunes se cumplen tres meses desde que el Gobierno de Pedro Sánchez y sus socios aprobaron en el Congreso la norma por la que se daba luz verde a que Europa autorizase que España y Portugal limitaran el precio del gas en la fijación de precios del mercado eléctrico mayorista. 

Una limitación derivada del encarecimiento del gas fruto del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que ha limitado la importación europea del gas de Moscú como forma de “castigo”. La medida fue vendida entonces como “vital” y un “logro” del Ejecutivo socialista para ambos países y pasó a denominarse “excepción ibérica”. Después de 90 días de aplicación, los resultados distan mucho de ese discurso del PSOE. 

En un primer momento, el Gobierno, con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a la cabeza, vendió la medida como un “instrumento de control de precios” que sería capaz de “reducir la factura de la luz en un 20%”. Y eso, como mínimo según el Gobierno. Nada más lejos de la realidad, ya que con los datos en la mano, la factura de la luz ha bajado un porcentaje irrisorio en comparación a lo prometido. 

Si tenemos en cuenta que el precio del gas ha aumentado un 25,8% en julio respecto al 2021 tras 15 meses encadenando subidas estratosféricas, el precio de la luz en este último mes ha subido un 5,3% según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), dejando la rebaja en estos tres meses por debajo del 15%, concretamente un 14,8%. 

Es cierto que la factura de la luz ha bajado, pero menos de lo prometido finalmente. Y nada que ver con lo que se anunciaba por parte del Gobierno durante las negociaciones con Bruselas, llegando a decir Ribera que la rebaja podría alcanzar hasta el 40% del precio total de la factura de la luz de las familias. Poco a poco ese discurso fue rebajándose junto a las previsiones de recorte tarifario, hasta quedar en un escueto 20%, teniendo en cuenta que la factura ha subido más de 10 puntos porcentuales que esa cifra. 

Pero aunque los datos sean más escuetos que los anunciados y a la promesa incumplida, el Gobierno ha reforzado el discurso de que se está pagando menos factura de la luz que hace un año, algo que es falso: el pico de precio de megavatio hora el año pasado en estas mismas fechas alcanzaba los 300 euros, algo histórico, pero de media este mes ese precio ha aumentado de media en torno a 50 euros extra. 

Desde el Partido Popular insisten en que la única medida del Gobierno ha sido un fracaso y no cumple con la rebaja de la factura que se merecen los españoles. El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo denunciaba este domingo en una entrevista en el diario “El País” que las únicas medidas a mayores del tope al gas aprobadas por el Gobierno en estos meses han sido las de ahorro energético o “racionamiento energético”.

Unas restricciones que, además, denuncia que han sido unilaterales, sin contar con el resto de partidos políticos ni con los sectores afectados, en pleno verano y sin matizar ni concretar algunos aspectos de la norma para, seguidamente, pasar la responsabilidad final de controlar que se cumpla la norma a las Comunidades Autónomas.

El Gobierno opta por criticar a Feijóo

Por su parte, la ministra de Educación y portavoz del PSOE, Pilar Alegría, responde a Feijóo, ante sus acusaciones de autoritarismo al Gobierno, que es la Unión Europea junto con la presidenta de la Comisión, Ursula Von Der Leyen, líder del PP europeo, quienes han determinado las medidas de ahorro energético.

En una entrevista con Europa Press, la dirigente socialista considera que esa acusación que hace el presidente del PP al Ejecutivo, al que llama "autoritario" por el Real Decreto de Medidas de Ahorro Energético, "dista mucho de esa imagen de moderado que quiere vender de sí mismo”.

De hecho, y tras las protestas de la dirección popular contra estas medidas de ahorro, se muestra convencida de que el PP "primero perdió el sentido de Estado y ahora está perdiendo el sentido común". Al hilo de esta afirmación, recuerda que es importante explicar a los ciudadanos la situación en la que se encuentra España y Europa, tras el estallido de la guerra que se produjo en febrero y la "estrategia de Putin" de "generar un chantaje al continente europeo utilizando la energía”.

Expone, en este sentido, la unidad del continente europeo frente a los chantajes del presidente ruso y recuerda que ésta unidad ha sido liderada por, entre otros, Ursula von der Leyen, que es una de las líderes del Partido Popular europeo. Una situación, prosigue, que ha llevado a Europa a adoptar unas medidas "negociadas, pactadas, planteadas junto con los 27 países del continente europeo". Por tanto, considera que "hay una posición de unidad y compromiso desde el primer momento con todos los países miembros de la UE".