30 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Celaá entrega la cartera a Pilar Alegría.
Isabel Celaá entrega la cartera a Pilar Alegría.

La voladura del Gobierno costará un dineral en indemnizaciones a exaltos cargos

Los siete exministros, Iván Redondo y los cargos de confianza que irán cayendo en los próximos días tienen derecho a seguir percibiendo el 80% de su sueldo, como ya hace Iglesias.

| Ana Martín España

 

El Gobierno más mastodóntico de la democracia desde la legislatura constituyente (23 miembros incluido el presidente) sale caro, y también lo será la remodelación en profundidad acometida por Pedro Sánchez

Las arcas del Estado tendrán que sufragar un reguero millonario de indemnizaciones por cese de los siete ministros salientes, sus equipos de confianza y el hasta ahora jefe de Gabinete, Iván Redondo. Ello en compensación por el corsé que les impone para los dos próximos años la Ley de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas. 

Los altos cargos tienen derecho a recibir una indemnización por cese equivalente al 80% de su sueldo hasta un máximo de dos años o durante el tiempo que han ocupado el puesto, en el caso de que haya sido menos de 24 meses.

Han de solicitarla y es una indemnización incompatible con otro sueldo, público o privado. El último en acogerse a ella ha sido Pablo Iglesias, que tiene derecho a cobrar durante 14 meses un sueldo de 5.367 euros brutos (el 80% de los 80.515 euros anuales que tenía asignados como vicepresidente segundo). 

Carmen Calvo, José Luis Ábalos y el resto de ministros salientes aún no han desvelado su futuro, pero es de prever que varios de ellos, y sobre todo de los cargos de confianza que irán cayendo en los próximos días, se acogerán a esta indemnización. Al menos durante un tiempo.

Curiosamente, la más cuantiosa no es la de la vicepresidenta primera, sino la de Redondo, que durante los tres años que ha permanecido en La Moncloa había acumulado un poder desorbitado. Al hasta ahora asesor áulico de Sánchez le corresponde una mensualidad de 7.946 euros durante dos años (cobraba 119.195 euros al año). Aunque sus cercanos dan por sentado que volverá a la carretera mucho antes. 

Detrás de él se sitúa Calvo, este lunes la más diplomática y agradecida en su despedida al ceder el testigo del Ministerio de la Presidencia a Félix Bolaños. Los casos de la hasta ahora número dos del Ejecutivo y del ya exministro de Transportes son especiales, puesto que son los dos únicos que tienen escaño en el Congreso. Así que podrían elegir: sueldo de diputado o indemnización por cese. 

 Carmen Calvo felicita al nuevo ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

 

Teóricamente la cordobesa seguirá en su escaño, según la Secretaría de Estado de Comunicación, que casi a las once de la noche salió al paso para desmentir los rumores que la situaban como nueva presidenta del Consejo de Estado. Pero si cambia de idea le correspondería una paga de 5.859 euros brutos al mes durante 24 meses, puesto que ha estado con Sánchez desde que triunfó la moción de censura.

Y a Ábalos, cuyo sueldo hasta ahora ha sido de 75.531 euros anuales, algo menos: puede vivir la vida con 5.035 euros mensuales hasta julio de 2023.

 

Juan Carlos Campo, que aún no ha digerido su destitución, se plantea reincorporarse a su plaza en la Audiencia Nacional. Si decidiera no hacerlo siempre se puede acoger a una indemnización de 5.867 euros al mes durante 18 meses, porque fue nombrado en enero del año pasado.

Pedro Duque, en su día ministro de Ciencia por sorpresa, tenía una carrera próspera y muy bien remunerada antes de que Sánchez lo reclutara para el "Gobierno bonito" (así se llamó entonces) y es de prever que no agotará la indemnización de 5.035 euros mensuales a la que tiene derecho. 

De la misma cuantía puede disponer la hasta ahora ministra de Educación, Isabel Celaá. Ella sí se ha sentido liberada después de "tres años durísimos, pero reconfortantes", según afirmó este lunes al traspasar la cartera a la aragonesa Pilar Alegría.

En los casos de Arancha González Laya y de José Manuel Rodríguez Uribes, hasta ahora titulares de Asuntos Exteriores y de Cultura y Deportes, respectivamente, la indemnización mensual es la misma pero el periodo al que tienen derecho a cobrarla no es de dos años sino de 18 meses. Puesto que entraron a formar parte del Consejo de Ministros en enero del año pasado. 

Iglesias y otros cinco

Actualmente, además de Iglesias hay otros cinco exaltos cargos que perciben la indemnización por cese, según el Portal de Transparencia. Luis Marco Aguirano, exsecretario de Estado para la UE, dispone de 6.848,98 euros mensuales hasta el 1 de octubre, cuando se le acaba. Exactamente lo mismo Fernando Martín Valenzuela y Juan Pablo de la Iglesia, exsecretarios de Estado de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional, respectivamente.

A Consuelo Rumí, exsecretaria de Estado de Migraciones, se le acaba el 1 de septiembre. La cuota es la misma. Octavio Granado, exsecretario de Estado de la Seguridad Social, recibirá el 1 de agosto la última mensualidad de 6.848,98 euros. Y Félix Sanz Roldán, quien fuera director del CNI, ha agotado la indemnización precisamente este mes de julio. También ha sido de 6848,98 euros durante dos años.

El voladura del Gobierno ha sido tan rápida que todos tienen que resituarse.