04 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Blas Cantó, durante su actuación en Eurovisión
Blas Cantó, durante su actuación en Eurovisión

Los mensajes de Blas Cantó contra VOX y a favor de ZP le pasan ahora factura

La política no queda al margen de Eurovisión y el fracaso de Cantó rescata sus propias opiniones y el apoyo más inesperado de Gabriel Rufián.

| C.N. España

Blas Cantó cosechó uno de los peores resultados de España en Eurovisión, un festival que parece gafado para los intereses de RTVE, promotora del artista en cada edición. Ni la sentida actuación del cantante murciano en honor a su padre y abuela fallecidos durante la pandemia, le sacaron de un pozo que comienza a ser muy habitual: seis puntos concedidos por sus rivales y cero del jurado popular que aupó a Italia.

Y como nada se libra de la polémica en España, la política también ha irrumpido en el certamen, jaleado antes de su celebración por el mismísimo presidente, Pedro Sánchez, con un mensaje de ánimo que acabó siendo un mal fario:

 

 

Ese mensaje del líder socialista ha rescatado la trayectoria política del propio Cantó, al parecer también muy próxima al PSOE y jalonada de mensajes muy próximos a la izquierda, con uno que incluso le muestra como un rendido seguidor de otro presidente del Gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, tal y como él mismo dejó claro de manera pública:

 

 

Su respaldo al predecesor de Sánchez sucedió en noviembre de 2020, en un intercambio de mensajes con un usuario de las redes sociales que le reprochaba su enganchada con VOX, segundo hito político del artista murciano, que incluso llegó a rivalizar públicamente con una de las principales caras del partido de Santiago Abascal, Rocío Monasterio, cuando la portavoz en Madrid hizo un comentario sobre Eurovisión. "Lávense la boquita para hablar de Eurovisión", llegó a decirle a la dirigente y a otro diputado, Víctor Sánchez del Real:

 

 

En esa misma conversación llegó a acusar de "neonazi" a otro tuitero crítico y a presumir de su trayectoria laboral, asegurando que llevaba trabajando desde los "ocho años". Un mensaje que este sábado revivió para cerrar el contexto político que, queriéndolo o no, ha terminado por atrapar a Blas Cantó. Y lo hizo de una forma curiosa: recibiendo, nada menos, el apoyo del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.

 

 

 

Cierto es que, desde finales del año pasado, Cantó ha procurado obviar los asuntos políticos para centrarse en su carrera artística, pero la hemeroteca es un testimonio siempre del pasado que, para fervor de unos y críticas de otros, resucita en los momentos clave.