| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carmen Calvo, en Valencia
Carmen Calvo, en Valencia

Carmen Calvo reaparece para llamar fascista a VOX y acabar con la prostitución

La exvicepresidenta, marginada por Pedro Sánchez, vuelve al primer plano en Valencia con un insultante alegato contra VOX y una petición a su partido sobre la explotación sexual.

| Manuel Villa España

Llevaba tiempo sin apenas hablar, prácticamente desde su inesperada salida del Gobierno del que era vicepresidenta primera. Y el 40 Congreso Federal de Valencia tampoco va a ser el de su redención por Pedro Sánchez: tras sonar incluso como nueva presidenta del partido, ha visto cómo Cristina Narbona se mantendrá en el puesto.

Quizá por eso ha aprovechado su participación en el cónclave socialista para demostrar que sigue "en plena forma", al menos en lo referente a sus discursos más incendiarios, ésos que la hicieron célebre en sus cheques con su némesis en el PP, Teodoro García Egea, en sus sonados encontronazos en el Congreso.

Se trata, claro, de la presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso y ex vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, autora de un contundente llamamiento a su partido para luchar contra el "fascismo organizado" que según ella representa VOX.

 

Lo ha hecho durante su intervención en el 40º Congreso Federal del PSOE en el marco de una mesa redonda titulada 'Avanzamos en feminismo' que ha arrancado con una cerrada ovación en su honor que ella ha agradecido expresamente a sus compañeros.

"Tenemos que querernos mucho porque tenemos delante el fascismo español nuevamente organizado", ha arrancado Calvo, fijando el que iba a ser el tono de todo su discurso con el que ha cosechado aplausos del auditorio en varias ocasiones.

Calvo y Llop piden la abolición de la prostitución obviando que es su Gobierno quien legisla y lo ha hecho en otros frentes como la eutanasia

La diputada socialista ha destacado que "las mujeres progresistas de España son de las más organizadas del mundo" y que constituyen por tanto un "gran patrimonio para sostener la democracia". Sabedora de ese potencial, según su análisis, la "derecha" se ha fijado como objetivo atacar al feminismo. "No se equivocan, somos la gran posibilidad de transformación de la sociedad", ha dicho.

A su juicio, el feminismo "aporta al socialismo el 50% de la agenda que va a tener que desplegar en el siglo XXI". "Este partido se la juega con el feminismo", ha enfatizado, apelando también a los hombres socialistas. "Que nos os gane nadie en la defensa de los derechos de todos y todas", les ha pedido, en clara referencia a Podemos y a Irene Montero, sus rivales en una causa que provocó en el pasado grandes disputas entre los socios de Gobierno. Y que prometen más en en el futuro.

En este contexto, ha dejado clara su posición abolicionista. "Hay que acabar con el crimen organizado y la trata de seres humanos para la explotación sexual. No podemos dar por buena la venta del cuerpo de los vientres de las mujeres pobres del mundo", ha apostillado, arrancando aplausos.

Contra el feminismo del PP y Cs

Calvo ha alertado de los discursos "enmascarados de falsa libertad y modernidad" que se hacen respecto a estos temas. "El feminismo no es un cajón de sastre en el que se meta todo y que lo aguante todo", ha advertido, clamando también contra el "feminismo liberal". Es decir, contra el PP y Ciudadanos, partidos que se niegan a entregar esa bandera a la izquierda y recuerdan que en España la mayor promotora de los derechos de las mujeres fue una diputada liberal, Clara Campoamor.

 "Algunos hablan de feminismo liberal y de 20.000 cosas porque no saben qué hacer. Saben que esta batalla la tienen perdida porque no lo tienen claro. Hay 52 escaños de fascistas organizados y el PP no sabe dónde está", ha abundado la ex vicepresidenta.

También ha apostado por abolir la prostitución la ministra de Justicia, Pilar Llop. "En una sociedad democrática no se puede permitir que se consuma el cuerpo de las mujeres como si fuera un producto", ha aseverado. Lo llamativo es que lo dice desde el Ministerio y el Gobierno que podrían impulsar esa reforma, que sí ha llegado a otros temas más espinosos como la eutanasia o el cambio de sexo.