| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Antonio Zapatero
Antonio Zapatero

Madrid mantiene las Campanadas aunque las restricciones se generalizan

La Comunidad de Madrid aplaza la decisión sobre cancelar las macrofiestas de Nochevieja aunque el resto de comunidades refuerzan sus restricciones

| Miguel Centeno España

El avance de la variante ómicron es imparable. El último dato de sanidad refleja una incidencia acumulada superior a los 1.200 casos por 100.000 habitantes, récord absoluto desde que empezó la pandemia, aunque las cifras de fallecidos se estancan, con 120 desde el jueves pasado. Supone seis veces menos muertos que en anteriores olas de contagios.

Y este último dato es que hace pensar que esta ola, aunque aumenta los contagios, podría acercarnos al fin de la pandemia. Eso sí, hay que mantener las medidas de seguridad y algunas restricciones. La última en hablar sobre estos dos aspectos ha sido la Comunidad de Madrid, concretamente el viceconsejero de sanidad, Antonio Zapatero. 

En una rueda de prensa, el popular ha advertido del auge de casos en la región y ha insistido en el uso de la mascarilla y en el resto de medidas sanitarias. Zapatero también ha confirmado que esperan que para la semana que viene se registre en la comunidad el pico de contagios de esta sexta ola. 

Eso sí, ha pedido calma a la población y ha garantizado que el ejecutivo regional, presidido por la popular Isabel Díaz Ayuso, no impondrá el uso del pasaporte covid ni cerrará la hostelería para frenar el auge de contagios. De hecho, Zapatero ha confirmado que las Campanadas en la Puerta del Sol se celebrarán finalmente. 

El viceconsejero ha mandado también un mensaje de "tranquilidad" ante la variante ómicron porque era "esperable que ocurriera y es perfectamente gestionable”. Además, Zapatero cree que es probable que el coronavirus evolucione hacia una "enfermedad respiratoria aguda de predominio invernal de carácter endémico”.

El gobierno regional se suma de este modo a los gobiernos autonómicos que han decidido mantener estas fiestas al aire libre, del mismo modo que han decidido aplazar la decisión de eliminar las macrofiestas previstas para Nochevieja. Por lo tanto, y a la espera de que en los próximos días pueda haber cambios, la comunidad mantiene este tipo de eventos. 

De esta decisión depende la celebración, o no, de cinco macrofiestas que habían solicitado el permiso para celebrarse el 31 de diciembre y que tenían aforos máximos de entre 500 y 1.000 personas. Fiestas que durante la semana pueden cancelarse definitivamente, ya que el gobierno de Ayuso está esperando a que sus expertos sanitarios emitan un informe que dé o no el visto bueno.

Restricciones generales en el resto de comunidades autónomas

Son muchas las comunidades que han optado por aplicar ya medidas más restrictivas que la Comunidad de Madrid, aunque la dureza de esta ola en cuanto a muertes se refiere es mucho menor que las que hemos vivido hasta ahora. Este sería un repaso de las medidas a tener en cuenta en las comunidades autónomas que ya las han aprobado.

En Asturias, ya han entrado en vigor las nuevas restricciones: Cierre del interior de los locales de ocio nocturno y cierre de la hostelería a partir de la 1 de la mañana, salvo las terrazas. Algo similar ocurre en Cantabria, en donde también desde este martes se cierra el ocio nocturno. Eso sí, solo lo hará en los municipios con mayor incidencia del virus.

Por su parte en Galicia y en el País Vasco tienen previsto anunciar este martes nuevas restricciones frente al coronavirus, una vez se reúnan sus comités de seguimiento sanitario. Algo que también podría ocurrir en la Rioja donde el gobierno regional podría ampliar las restricciones de aforos en la hostelería.

En el caso de Aragón desde este miércoles a la medianoche entran en vigor nuevas medidas sanitarias: se adelanta a las doce el cierre de la hostelería, se limita a 10 el número de sillas por mesa tanto en interior como exterior de la hostelería y se prohíbe el consumo de pie en barra. Además, los locales de ocio nocturno adelantan su cierre a las 2 de la madrugada. 

Queda también prohibido el consumo de comida o bebida en los cines y teatros y se pasará a exigir el certificado covid para participar en actos en los que haya más de 250 personas en el interior o más de 500 en el exterior. 

Unas restricciones que no solo se están tomando en nuestro país: en Alemania, aunque el número de casos ha caído en picado, se endurecen las medidas sanitarias. Desde hoy cierra del ocio nocturno, los partidos de fútbol se celebran sin público y se prohíben las reuniones de más de 10 personas, sobre todo para evitar fiestas de Nochevieja.

Nada que ver con otros países de nuestro entorno como por ejemplo Italia. Aquí, aunque los contagios siguen altos, se está estudiando considerar el coronavirus como una gripe normal. Con esta decisión, se reducirían a 3 los días de cuarentena obligatoria cuando se es contacto estrecho de un positivo. 

Una decisión que aún no se ha aprobado pero que cuenta con muchos apoyos dentro del parlamento italiano, ya que el virus está destruyendo la economía del país y muchos sectores están pidiendo el fin de las restricciones para no “ahogarse” en la pobreza. Una decisión que, en caso de adoptarse, los políticos del país aseguran que debería combinarse con la administración de la tercera dosis de la vacuna.