04 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El presidente del Parlament y el de la Generalitat, al llegar este viernes a la mesa de partidos para analizar el aplazamiento del 14-F.

Luz verde al aplazamiento de las catalanas, que se trasladan al 30 de mayo

El PSC ha sido el único partido que recela de la suspensión del 14-F. La pandemia obliga a mover las urnas catalanas, como ocurrió con vascas y gallegas.

| M.B España

Fumata blanca en el Parlament. Luz verde a la suspensión del 14-F ante la inquietante tercera oleada de la pandemia. La reunión de partidos que se ha celebrado este viernes para decidir si se posponían las elecciones previstas para el 14 de febrero ha terminado con el consenso absoluto de que deben aplazarse y con el acuerdo mayoritario de que deben celebrarse el 30 de mayo, según fuentes parlamentarias. Con los recelos del PSC.

El vicepresidente en funciones, Pere Aragonès, ha lanzado la propuesta a la mesa de posponerlas a esa fecha, que ha sido bien acogida por JxCat, ERC, CUP y PP.

Los Comunes han cuestionado la propuesta inicial de Aragonès de celebrarlas en mayo y le han pedido una fecha concreta, y, cuando el vicepresidente en funciones les ha trasladado la del 30 de mayo, le han manifestado que preferían hacerlas el 16 del mismo mes.

Por su parte, los socialistas ya habían hecho su propuesta de celebrar los comicios 14 y 21 de marzo, y lejos de posicionarse sobre la propuesta de Aragonès han hecho hincapié en que estarán pendientes de los detalles técnicos del decreto de aplazamiento.

Por último, el PDeCAT, que había declinado valorar los posibles escenarios antes de reunirse la mesa, pero habían expresado que avalarían una propuesta que generara acuerdo entre JxCat y ERC, han explicado que hubieran preferido celebrar antes los comicios, el 30 de abril o a principios de mayo.

El líder del PSC, Miquel Iceta, se ha opuesto al aplazamiento porque considera que esta decisión "no se toma en base a criterios epidemiológicos" sino políticos, y asegura que el decreto lo leerán y que a partir de ahí decidirán cómo proceder y que mantienen todas las opciones abiertas.

En rueda de prensa en el Parlament, Iceta ha reprochado a la Generalitat que "los datos aportados a día de hoy dicen que la perspectiva de contención del crecimiento es mejor que cuando se firmó el decreto de convocatoria", y que prueba de ello es que el Procicat ha aplazado las medidas actuales y no las ha endurecido.

Asimismo, ha exigido que, a pesar el cambio de fecha, "no se cambien las reglas del juego una vez iniciada la partida", concretamente se ha referido a que no se puedan hacer cambios en las candidaturas y coaliciones ya presentadas para el 14-F.