| 13 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El plato titulado "Feto en su líquido amniótico"
El plato titulado "Feto en su líquido amniótico"

El cocinero Aduriz cruza los límites con su plato “feto en líquido amniótico”

El plato, que simula un embrión humano con sabor a cocido, asegura que es “una belleza alternativa”, aunque ha provocado una ola de críticas por su “creación”

| J.F España

Los cocineros evitan, en la medida de lo posible, caer en opiniones políticas o interpretaciones ideológicas de sus platos. Pero, en ocasiones, hay algún “chef” que decide optar por todo lo contrario y “llamar la atención” de sus potenciales clientes. Y ese ha sido el cocinero vasco Andoni Luis Aduriz.

El dueño del restaurante “Mugaritz” ha presentado un polémico plato en el que está representado al detalle un feto humano. Evidentemente no es un embrión de verdad, pero su parecido con la realidad es impresionante. Un plato que, además, está confeccionado para que parezca que realmente el comensal está mordiendo un embrión, ya que está hecho con un gel de habas con una almendra en la cabeza que cruje al morderla simulando el cráneo. 

feto_

Foto del plato de Aduriz en su restaurante de dos estrellas Michelín

Un plato que ha llamado “feto en su líquido amniótico” ha desatado las críticas de muchas personas en Twitter, asegurando que tal realismo no es propio de un chef de estas características, que cuenta con dos estrellas michelín y un puesto entre los cincuenta mejores restaurantes del mundo, y denunciando “la falta de gusto” del chef. 

Aduriz asegura que su cocina busca desconcertar: “Hemos ayudado a que un sitio tan conservador como Donosti sea más descarado”, ha asegurado, al mismo tiempo que reivindica su cocina tachándola de “extrema” y “desconcertante” y que ayuda a que el comensal "se quite los complejos". 

Aunque parece que las críticas de los usuarios de redes sociales, aunque no hayan probado el plato, de momento suspenden al chef y sus intenciones con un plato tan parecido a un feto humano, sobre todo cuando en la sociedad todavía permanece el debate sobre la Ley del aborto.