| 07 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ione Belarra
Ione Belarra

Belarra quiere dar clases de inglés a sus trabajadores por 74.250 euros

La ministra de Podemos ha dado luz verde al Instituto de la Juventud, dependiente del Ministerio de Derechos Sociales, para que busque clases de inglés por 27 euros por clase

| Miguel Centeno España

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha decidido enseñar inglés a sus compañeros del INJUVE (Instituto de la Juventud, dependiente de su ministerio) con clases particulares presenciales a cargo del dinero público de todos los españoles. 

Se supone que una de las competencias que deberían tener los funcionarios y trabajadores de ese organismo es la de saber idiomas, pero Belarra ha querido ir un paso más allá y ha optado por, directamente, dar luz verde a clases presenciales de este idioma. 

Así lo expone el pliego de condiciones consultado por ESdiario, en el que se estima que las clases cuesten un total de 74.250 euros y en el que se recoge además que los funcionarios no tendrán ni que moverse de sus despachos, ya que será en la propia sede del INJUVE en Madrid donde los profesores impartirán las clases, por lo que el desplazamiento de los docentes también correrá a cargo de las arcas públicas. 

Según el pliego, se ha decidido optar por estas clases “a domicilio” para que los trabajadores públicos “sean capaces de comunicarse en diferentes situaciones profesionales: reuniones, ponencias, presentaciones, viajes en el extranjero, conversaciones telefónicas, acogida de visitas, etc.

De hecho, entre la metodología que se exigen a las academias que quieran optar al contrato, se recoge que deben enseñar a los trabajadores a “elaborar informes técnicos y correos electrónicos institucionales, saber atender una llamada telefónica y comunicarse en reuniones presenciales y por videoconferencia mediante el uso de vocabulario técnico específico”.

Además, Belarra garantiza que el trabajador-alumno no tendrá que añadir tiempo extra a su jornada laboral, ya que esa formación será parte de la misma: “Se impartirán clases de una hora lectiva, un día a la semana, en horario de 8,30 a 9,30 horas”, es decir, previsiblemente, antes de que los trabajadores empiecen a trabajar en sus labores. Una oferta que podría costar, por clase, entre 27 y 36,59 euros