| 05 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Feijóo, contundente contra el escrache a Ayuso: "Es lamentable que lo apoyen"

Para el líder de los populares, de lo más grave de todo esto ha sido la reacción del Gobierno, que no solo no ha condenado lo sucedido, sino que lo han apoyado e incluso alentado a hacerlo.

| Raúl Puente España

Lo que se vivió este martes en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense cruzó una línea. Una línea marcada por el respeto y la libertad que la extrema izquierda desde luego sobrepasó y ante la que Isabel Díaz-Ayuso se mantuvo firme ya que como ha dejado bien claro en muchas ocasiones, no se va a amedrentar.

En cuanto lo sucedido el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha acusado directamente al Gobierno. No sólo de que permita que esto suceda, sino por "alentar" y "apoyar" las protestas e insultos que ha sufrido la presidenta de la Comunidad de Madrid en ese en acto donde se le reconocía como alumna ilustre junto a otras personas como el periodista de COPE Ángel Expósito, el escritor Arturo Pérez-Reverte o el actor Antonio de la Torre.

 

En una entrevista en Trece, el líder del PP ha criticado que "lo más grave" ha sido la reacción del Gobierno: "Si los partidos políticos alientan este tipo de actitudes y el Gobierno, que está para condenarlas y perseguirlas, no solo las alienta, sino que las apoya, no es una buena señal".

Para ello ha citado primero las palabras del ministro de Universidades, Joan Subirats, que ha calificado esos actos como "normales en cualquier universidad"; y segundo las de la ministra de Ciencia, Diana Morant, que ha exigido a Ayuso que "financie a las universidades como se merece".

Al líder de los populares le llama la atención y lamenta que las críticas hacia Ayuso vengan de los ministros que tienen relación con el ámbito universitario y ha tildado de "lamentable" que miembros del Gobierno "insulten a los presidentes autonómicos, a empresarios, señalen a periodistas y a los jueces le llamen fachas". "Estamos viviendo una España que no conocíamos", ha aseverado.

En cuanto a los alumnos, ha reclamado a las formaciones y organizaciones estudiantiles no alimentar y ser "contundentes" en la condena de este tipo de actos que van "en contra de los principios de la Universidad", que son "el conocimiento, la libertad y la tolerancia"

 

Sin respuesta del PSOE sobre la lista más votada

En relación a las próximas elecciones generales que se celebrarán a finales de este año, Feijóo ha insistido en que si el PSOE ganase los comicios su "obligación" sería dejarle gobernar si antes ambas formaciones llegan a ese acuerdo de apoyar la lista más votada.

Según ha indicado, no es la primera vez que le plantea esta propuesta al Partido Socialista y ha resaltado que si ambos se comprometen tiene "su palabra" de que dejará gobernar a Pedro Sánchez si es el partido más votado. "Todavía no me lo ha contestado, y no lo van a hacer", ha apostillado.

Al hilo, Feijóo ha defendido las propuestas para España de su formación y ha llamado a los votantes de Vox a apoyar sus reivindicaciones. "Hay votantes de Vox a los que necesitamos para cambiar el Gobierno de España y yo les voy a pedir el voto", ha indicado Feijóo, como ya hizo en Galicia cuando era presidente de la Xunta. "Me lo dieron y tuvimos cuatro mayorías absolutas", ha sostenido.

Viaje a Barcelona

El máximo dirigente popular viaja este miércoles a Cataluña para presentar a su candidato a la Alcaldía de Barcelona, Daniel Sirera, y el jueves explicará su proyecto en un almuerzo-coloquio organizado por el Círculo Ecuestre.

El jefe de la oposición, que intensificará en las próximas semanas sus viajes por España ante los comicios de mayo, ha fijado esta semana dos jornadas en Cataluña, un territorio donde el PP quiere recuperar terreno ante las próximas elecciones del 28 de mayo.