| 14 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Iván Redondo
Iván Redondo

La tenebrosa lista de amenazas contra España que guarda bajo llave Iván Redondo

El director del gabinete de la Presidencia, la verdadera sombra de Sánchez, tiene preparado el informe de Seguridad Nacional, que incluye nuevas e inquietantes alertas para nuestro país.

Aunque dicen que está empezando a caer en desgracia, Iván Redondo sigue siendo el asesor clave para el presidente Pedro Sánchez, como acaba de demostrar con la presentación de su controvertido plan 'España 2050': lejos de debilitarle, el presidente le refuerza cada vez que desde dentro del propio PSOE arrecia la tormenta contra el cargo más poderoso del Gobierno tras el líder socialista.

Y además ocupa puestos muy destacados en el organigrama de Moncloa, con acceso directo a información muy sensible sobre la seguridad del Estado. Por ejemplo, conoce de primera mano cuáles son las amenazas más tenebrosas que pesan sobre nuestro país. Y esta semana reaparecerá para darlas a conocer en sede parlamentaria.

En concreto, el que es formalmente el director de gabinete del presidente presentará este jueves en el Congreso el informe de Seguridad Nacional de 2020, que sitúa el riesgo de epidemias y pandemias a la cabeza de las amenazas para España durante los próximos tres años después de que ocupara el penúltimo puesto de la tabla en el análisis de hace tan solo un año.

 

Redondo comparecerá en la tarde de este jueves ante la Comisión Mixta de Seguridad Nacional para dar cuentas del informe que evalúa la situación de las amenazas para España en el año 2021 y, además, analiza el riesgo para los próximos tres años.

El informe que maneja el poderoso asesor reconoce que el año 2020 ha marcado "un antes y un después" en el paradigma de la seguridad internacional y el impacto del coronavirus "ha superado todas las expectativas", con efectos en todos los ámbitos de la seguridad nacional. Por ejemplo, el aumento del teletrabajo ha incrementado la exposición a los ciberataques, o el crimen organizado ha aprovechado la pandemia para encontrar nuevas formas delictivas.

Pero además, el informe de Seguridad Nacional asume que las "oportunidades" de un sistema global "altamente interdependiente e interconectado" también conllevan vulnerabilidades. Y constata en la respuesta a la crisis una "tensión" entre el unilateralismo y la cooperación, "con un deterioro del multilateralismo en todas sus facetas".

Excesiva dependencia del exterior

Uno de los aspectos que el Consejo de Seguridad Nacional subraya es la necesidad de disminuir el grado de dependencia del exterior de recursos que se volvieron esenciales durante la pandemia, como las mascarillas o los equipos de protección. Y sostiene que fue el Gobierno de España fue el que "tuvo que dar una respuesta coordinada ante la ausencia de planificación" por parte de las comunidades autónomas "y de una reserva estratégica".

 

La compra de estos materiales se vio "enormemente dificultada" por "importantes intereses internacionales y tensiones geopolíticas y comerciales", según reconoce, y pone a España ante el reto "de desarrollar la capacidad industrial nacional para autoabastecerse bajo condiciones excepcionales y garantizar el suministro de recursos esenciales en situaciones de crisis".

Además, apunta que los sistemas autonómicos de vigilancia de enfermedades y de traspaso de información no estaban "dimensionadas" para el volumen generado por la pandemia, lo que llevó durante los primeros meses a "utilizar información parcial o poco actualizada para la gestión de la pandemia, con la consiguiente incertidumbre sobre la toma de decisiones".

Por ello, señala la necesidad de una actualización y una mayor digitalización y automatización de los procesos de vigilancia, de la mano de las comunidades autónomas, "que faciliten la interpretación y comunicación de resultados para informar la toma de decisiones".

Y también reclama la necesidad de un "dimensionamiento adecuado de los recursos humanos que trabajan en Salud Pública", una vez vista la "enorme presión" que ha puesto a los centros sanitarios "al límite de sus capacidades".

También pone el foco en la ciencia y señala la necesidad de garantizar una capacidad de investigación española "estable" y "de alta calidad". Además, aplaude los avances para lograr una vacuna contra el Covid-19, entre ellos los de equipos españoles.

Impacto ruinoso en la economía

En cuanto al impacto de la pandemia en la economía española, el informe en poder de Redondo marca como "principal reto" alcanzar una recuperación "sostenible" y defiende que "la reacción de España frente al desafío de la COVID-19 ha sido decidida".

 

Según reconoce, el impacto de la pandemia cambió "por completo" el escenario de la economía mundial, pero celebra las acciones adoptadas por la Unión Europea y marca el Plan de Recuperación para Europa como "un hito" en el proceso de integración europeo.

El informe establece, junto a las pandemias, cuatro amenazas y los desafíos que se sitúan de forma destacada en la zona más alta de la tabla en el mapa de riesgos: la inestabilidad económica y financiera; la vulnerabilidad del ciberespacio; el espionaje; y los flujos migratorios irregulares.

No obstante, la práctica totalidad de los riesgos a la Seguridad Nacional analizados se encuentran en la zona de peligro definida por unos niveles de impacto y probabilidad altos o muy altos: los efectos del cambio climático, las amenazas para las infraestructuras críticas, las emergencias y catástrofes, los conflictos armados, la vulnerabilidad energética, el crimen organizado, la vulnerabilidad aeroespacial el terrorismo y la vulnerabilidad marítima.