03 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Representantes de Podemos a su llegada al homenaje en el Palacio Real
Representantes de Podemos a su llegada al homenaje en el Palacio Real

El frío gesto entre el Rey y Garzón que demuestra la tensión con la Corona

Mientras que el monarca ha parado unos segundos para hablar con algunas autoridades presentes en el homenaje, la reacción con el ministro de Consumo ha sido bien distinta.

| Y. Lorenzo España

La llegada de los Reyes a la Plaza de la Armería del Palacio Real ha sido el inicio del acto organizado por el Gobierno para homenajear a las víctimas del coronavirus, pero la tensión en torno a la figura de la Monarquía se ha vuelto a poner de manifiesto en los saludos protocolarios entre el Jefe del Estado y los representantes de Podemos.

Y es que, la presión que existe desde el Gobierno exigiendo medidas a Felipe VI para que establezca un cordón sanitario en torno a su padre por las noticias sobre sus negocios en Suiza, han enrarecido aún más la relación existente entre un Ejecutivo, con evidentes deseos republicanos, y la Corona.

 Por ello, uno de los gestos que más ha llamado la atención durante la ceremonia ha sido el encuentro entre el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y el Rey. Mientras que con otros representantes de las autoridades nacionales e internacionales, Felipe VI ha intercambiado alguna palabra, el encuentro con el líder de Izquierda Unida ha sido tremendamente frío.

De hecho, el Monarca y Garzón a duras penas ha cruzado la mirada y Felipe VI casi no ha parado ni un segundo frente al titular de Consumo, uno de los más críticos con la Corona y con el Rey Emérito.

Además, en el encuentro con Pablo Iglesias, la tensión también ha estado presente con un saludo distante y sin intercambiar palabra. Una muestra más de la división existente entre el sector más antimonárquico del Gobierno y la más alta institución del Estado al que presionan sin cesar para distanciarle de su padre, aunque como ya avisó Pablo Iglesias, desde Podemos no creen que se pueda desvincular.