| 26 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Mañueco escucha una intervención de Igea en las Cortes.
Mañueco escucha una intervención de Igea en las Cortes.

Mañueco contra Igea: la coalición más estable del PP y Cs se agrieta

El presidente de Castilla y León sabe que su socio de gobierno tiene pánico a un adelanto electoral y lo está aprovechando, con el viento a favor en las encuestas y el PSOE en retroceso.

| Ana Martín España

Se supone que la que preside el popular Alfonso Fernández Mañueco es la coalición de gobierno entre el PP y Ciudadanos mejor avenida que hay. Pero en todas partes cuecen habas, y la olla castellano y leonesa en este inicio de curso es una olla a presión. 

El aire acabará saliendo, porque Ciudadanos es el más interesado en posponer las elecciones todo lo posible, pero de momento el episodio ha puesto en evidencia que la política actual todo es frágil. Incluso en Castilla y León. Y más si, como le sucede a Mañueco, las encuestas le vienen susurrando desde junio que tiene la mayoría absoluta en la palma de la mano. Como en los viejos tiempos de Juan Vicente Herrera.

El detonante ha sido la decisión de los populares de apoyar en las Cortes una proposición no de ley del PSOE que supone un misil contra uno de los proyectos estrella impulsado por Cs desde la Junta: el plan de reforma de la Atención Primaria, en el que la consejera de Sanidad, Verónica Casado (cuota de Cs), lleva toda la legislatura trabajando (con la interrupción de la pandemia) para reorganizar la cobertura médica en las zonas rurales. 

Mañueco adelantó el lunes el apoyo de su grupo a la PNL de los socialistas de Luis Tudanca pidiendo la retirada de dicha reforma, muy polémica porque la oposición la vincula al cierre de consultorios en los pueblos. Este martes el PP cumplió el guión en las Cortes y sacudió a Cs. Después, Mañueco se citó en su despacho con el líder de la oposición para explorar un acuerdo en materia sanitaria.

El enfado de Igea

Su socio y vicepresidente, Francisco Igea, reaccionó con enfado y tras el Pleno convocó a la prensa para lamentar el "error estratégico" de los populares. Pero a su vez se cuidó mucho de no sacar los pies del tiesto, consciente de que no es él quien tiene la sartén política por el mango sino Mañueco

El episodio es el síntoma de que a medida que avanza la legislatura la relación entre Mañueco e Igea se resiente. O lo que es lo mismo: a medida que se acercan las elecciones. 

A medida que avanza la legislatura la relación entre Mañueco e Igea se resiente

¿Hay posibilidad de un adelanto? Ésa es la pesadilla de Ciudadanos desde el mismo momento en que Isabel Díaz Ayuso disolvió la Asamblea de Madrid y llamó a los madrileños a las urnas. Era el 10 de marzo.

Esa mañana cuentan que, en Valladolid, Igea y su compañero y presidente de las Cortes, Luis Fuentes, estaban descompuestos. Hasta que el presidente regional les aseguró que la onda expansiva madrileña no iba a llegar a la Junta de Castilla y León, que es lo mismo que le trasladó a Pablo Casado.

La fallida moción de censura

En realidad sí hubo onda expansiva. Llegó dos semanas después, pero en forma de una moción de censura presentada por el PSOE que fracasó estrepitosamente porque Cs no se dejó seducir por Tudanca.

Luis Tudanca.

 

El socialista salió muy debilitado, pero la coalición de gobierno también se dejó pelos en la gatera: perdió la mayoría absoluta en las Cortes por la baja de la procuradora salmantina María Montero, que de Cs se pasó a los no adscritos. Como desveló ESdiario en su día, resultó que ésta tenía una relación con el número dos del grupo parlamentario socialista en las Cortes, el leonés Diego Moreno, que el PSOE había intentado utilizar para dinamitar Cs.

¿Puede dar Castilla y León la sorpresa y ser la próxima en ir a las urnas mientras las miradas están en Andalucía o en la Comunidad Valenciana? Mañueco necesitaría un motivo de peso para justificar un adelanto electoral, y Ciudadanos hará todo lo posible para no dárselo. Por la cuenta que le trae. Ahora bien, una vez que Juanma Moreno pida la vez, el presidente castellano y leonés podría aprovechar para sumarse.

Hay demasiadas cartas boca abajo aún en la política regional que se irán destapando conforme avance el curso.