| 17 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez en su visita a la sede de Netflix España
Pedro Sánchez en su visita a la sede de Netflix España

ERC pone en peligro el proyecto de Sánchez de hacer España el "Netflix europeo"

Los independentistas insisten en imponer el catalán en la plataforma a propósito de la Ley del Audiovisual, una amenaza para el para el plan 'España, Hub Audiovisual de Europa'

| E. M. España

Una de las grandes apuestas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su viaje oficial a Estados Unidos en julio fue reunirse con multinacionales de la industria audiovisual en Los Ángeles como la famosa plataforma de series y contenido Netflix, con el fin de convertir a España en “el Hollywood de Europa”.

Sánchez en su visita a EEUU mantuvo también encuentros con de otros gigantes de la industria audiovisual como Amazon, Apple, Sony, Disney, Paramount, Warner/HBO, Universal Studios y Motion Picture Association, tal y como se vendió desde Moncloa. Una clara apuesta por atraer el rodaje de producciones a España ya que "se ha convertido en el escenario de rodaje perfecto", tal y como aseguró el presidente.

El presidente reconfirmó esta apuesta al visitar la sede de Netflix España en Tres Cantos y prometer 1.600 millones de inversión pública hasta 2025 para el plan 'España, Hub Audiovisual de Europa', aprobado en el mes de marzo. Una apuesta que se refuerza con el debate sobre la Ley del Audiovisual que va a aprobar el Consejo de Ministros y la presentación del bono cultural de 400 euros.

"Hoy he visitado junto al co-CEO de Netflix, Ted Sarandos, las instalaciones de esta plataforma en Madrid. La industria audiovisual es clave en nuestra economía, para impulsar el empleo y también nuestra cultura. Trabajamos para convertir a España en un hub audiovisual", presumía Sánchez a su salida de la sede de Netflix.

El sector audiovisual, de uñas con Rufián

Pero el presidente puede encontrarse una piedra en el zapato que le va a meter uno de sus socios referentes, ERC. Los independentistas catalanes, que ya condicionaron su voto en los Presupuestos Generales del Estado a que se impusiera el catalán en Netflix y plataformas similares, vuelven a la carga con el proyecto de Ley del Audiovisual, que se aprueba hoy y a la que el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ya ha puesto en cuestión.

Rufián ha anunciado enmiendas para “aplicar la cuota de producción en lenguas cooficiales que ERC pactó con el Gobierno e plataformas como Netflix” y advierte de que “va a aprovechar la fuerza de la que dispone” para que se cumpla la obligatoriedad de que estas plataformas de series y contenidos estén obligadas a produciré en catalán.

 

 

Las plataformas defienden que no están obligadas a cumplir con el 6% en catalán

Una medida que genera rechazo en las plataformas como Netflix y que suponga intromisión en su modelo de negocio, y que por tanto resta ese carácter del “Hollywood de Europa” que Sánchez pretende atraer hacia España. El sector audiovisual afirma que no se puede obligar a Netflix a realizar el mínimo del 6% de sus producciones en catalán: "O han engañado a ERC o se han prestado al engaño", aseguran.

El sector audiovisual subraya que la legislación nacional que obligara a producir en catalán sólo sería aplicable para las plataformas con sede en España, no para los que tengan su sede en otro país, por mucho que las plataformas también presten servicio en la nación donde se legisle como España. Esto libraría en principios a Netflix, HBO, Amazon Prime o Disney+, las principales plataformas, de hacer un mínimo de producciones en catalán.

Pero a ERC o a otros grupos independentistas les da exactamente igual la riqueza que puedan atraer estas plataformas con sus producciones. Rufián ha insistido en que “este tipo de multinacionales no deberían poder legislar” y la diputada de la CUP, Mireia Vehí, va más allá y ha advertido al PSOE de que las plataformas como Netflix “no son nadie para decidir qué políticas se pueden aplicar en un territorio concreto” pidiendo además al Gobierno “mano dura” y que “paguen muchos más impuestos”. Veremos hasta donde está dispuesto a tragar Pedro Sánchez y si puede salvar su ‘Hollywood de Europa’.