| 13 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Foto de familia de la Comisión de Interior del Parlament, presidida por Matías Alonso (C's).
Foto de familia de la Comisión de Interior del Parlament, presidida por Matías Alonso (C's).

Diputados independentistas menosprecian y plantan a las víctimas de Las Ramblas

El Parlament debía celebrar este miércoles una sesión para esclarecer los atentados, pero de ella no salió nada porque sólo asistieron C's, el PSC y el PP. El resto estaba de campaña del 1-O

| Ana Isabel Martín España

Ahora ya ha quedado claro. El independentismo antepone el referéndum ilegal a todo lo demás, incluido el esclarecimiento de los atentados del 17 de agosto en Las Ramblas y Cambrils, los más graves que ha vivido España desde el 11-M.

Este miércoles estaba convocada en el Parlament de Cataluña una sesión de la Comisión de Interior centrada en aquella tragedia en la que, entre otras cosas, debían votarse las comparecencias del consejero de Interior, el director general de los Mossos el mayor Trapero para aclarar en qué circunstancias se produjo el famoso aviso de la Inteligencia estadounidense (aquí está el orden del día).

Sin embargo, no pudieron votarse ni tales comparecencias ni las propuestas de resolución porque no había quorum, para mayor dolor de los supervivientes de aquella tragedia. Directamente los 14 diputados de Junts pel Sí, Catalunya Sí que es Pot, la CUP y el no adscrito Germà Gordó (ex de JxSí) no se presentaron a la Comisión.

El bloque independentista faltó al completo y sólo cumplieron con sus obligaciones parlamentarias los siete diputados de Ciudadanos, el PSC y el PP. Sin ir más lejos la vicepresidenta de la Comisión, Montserrat Fornells, estaba este miércoles de campaña por Penellas mientras tenía que estar votando. Y encima presumiendo: 

 

Y no es precisamente que no haya preguntas por contestar en torno a los trágicos atentados, todo lo contrario. Porque la Generalitat tuvo que reconocer que efectivamente ellos y los Mossos recibieron una alerta el 25 de mayo después de negarlo y mentir a la opinión pública durante días.

En realidad a C's, populares y socialistas no les sorprendió el plante de sus compañeros de Comisión. Ya están acostumbrados. Llevan todo el mes denunciando que el Parlament ha reducido su actividad a la mínima expresión después del Pleno de los días 6 y 7 de septiembre, cuando se aprobaron con calzador la ley del referéndum y la de ruptura.

Tal es así que se suponía que debía celebrarse un Pleno los días 20 y 21 de septiembre, pero éste quedó suspendido a iniciativa de JxSí y la CUP con el argumento de que coincidía con la campaña electoral del 1 de octubre.

Campaña durante la que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, no ha dudado incluso en ponerse en cabeza del escrache que el jueves pasado cientos de independentistas protagonizaron a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.