| 16 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez, en su célebre foto en el Falcon
Pedro Sánchez, en su célebre foto en el Falcon

Sánchez se enfrenta a la justicia para esconder sus viajes privados en Falcon

El presidente del Gobierno pleitea contra la Audiencia Nacional para no cumplir su orden de que dé todos los detalles de su sospechoso uso del avión presidencial.

| Yolanda Lorenzo España

Pedro Sánchez no quiere que los ciudadanos sepan para qué asuntos privados utilizó el célebre Falcon, el avión costeado por el erario público adscrito a la Presidencia del Gobierno. Y se niega en redondo a pesar de que la Audiencia Nacional, en una resolución con pocos precedentes contra Moncloa, le ha obligado legalmente a hacerlo.

De la resistencia de Sánchez a aplicarse la Transparencia que le exige al resto, por ejemplo a la Casa Real, da cuenta una información del periodista Javier Chicote en ABC, según la cual el presidente ha ordenado a la Abogacía del Estado que pleitee contra la mismísima Audiencia Nacional para evitarse tener que dar cuenta de sus "secretos".

 

De alguno de esos viajes privados existe constancia, como el que hizo a Castellón con su mujer, Begoña Gómez, para asistir al concierto de The Killers. Y de su oscurantismo da buena prueba su decisión de proteger como "secreto de Estado" la presencia de su esposa, en Estados Unidos, aprovechando un viaje oficial de su marido, para desarrollar una agenda propia, tal y como desveló en su día ESdiario.

El Falcon... y los Puma

En este caso, Sánchez no quiere que se sepa para qué usó el Falcon fuera de sus tareas institucionales ni otros medios del Estado sobre los que también existen pruebas de que lo utilizó para fines privados, como los helicópteros Puma.

El varapalo a Sánchez, que justificó incluso la moción de censura a Rajoy en la necesidad de elevar al máximo la exigencia de trasparencia, llega después de hasta 25 resoluciones en su contra o en la del Ministerio de Sanidad por la gestión de la pandemia, una cifra que ninguno de sus predecesores ha alcanzado en tan poco tiempo.