| 13 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ayuso, este miércoles
Ayuso, este miércoles

Ayuso tiene plan: ganar como Feijoó, hacer fichajes de CS y no depender de Vox

La hoja de ruta de la presidenta madrileña es ambiciosa, se mira en un espejo e incluye una estrategia para Ciudadanos y otra para VOX.

 

Isabel Díaz Ayuso tiene un plan, después de que ya casi nadie considere probable que las mociones de censura presentadas por el PSOE y Más Madrid puedan evitar la disolución de la Asamblea de Madrid y la convocatoria de nuevas Elecciones.

Fuentes de Ciudadanos confirman a ESdiario que, pese al "dolor" que les ha provocado el caso madrileño, derivado del tsunami murciano, no apoyarían ninguna de las dos mociones de censura en el improbable caso de que se lleguen a debatir. Inés Arrimadas ha dado esa orden y, salvo insurgencia inesperada, nadie la desobedecerá. Es decir, habrá Elecciones, sí o sí.

En ese contexto, la hoja de ruta de Ayuso es muy clara y tiene una referencia con la que, paradójicamente, tiene ciertas distancias ideológicas que ambos han exhibido incluso en público: Alberto Núñez Feijoó.

 

Ése es el espejo electoral en el que se mira la maquinaria popular madrileña, ya con las pinturas de guerra y dos objetivos: fulminar a Ciudadanos y arrinconar a VOX para gobernar en solitario. "Quiero gobernar sola", repite Ayuso a su equipo, que con mucha probabilidad tendrá de nuevo por jefe de campaña al diputado Alfonso Serrano.

Su anticipo electoral ha pillado a todos a contrapié, dejando noqueados a la práctica totalidad de sus rivales: Ciudadanos no tiene claro que Ignacio Aguado sea su candidato; el PSOE debe improvisar uno o repetir con un Ángel Gabilondo que contaba con irse al Defensor del Pueblo si no consigue convencer a una Margarita Robles y Podemos y Más Madrid están más enfrascados en su pelea por el mismo electorado que en ofrecer una alternativa.

Las mociones de censura no prosperarán, pero de hacerlo Cs no las apoyará por orden de Arrimadas

Solo VOX tiene claro que Rocío Monasterio será su cabeza de cartel y, si llega el caso, la persona que completará los escaños que pudieran faltarle a Ayuso para lograr la mayoría absoluta que, en su cuartel general, no consideran inalcanzable solo con los votos recibidos por el PP.

Mucho se ha especulado, a raíz de los trepidantes acontecimientos de las últimas 24 horas, sobre las pequeñas batallas que, al calor de la batalla mayor, pudieran estar librándose en el seno de los dos partidos con protagonismo en los hechos.

Del lado de Cs, la ruptura en Madrid es ya clara y la resaca será larga, con un nombre por encima de todos: lo que haga Begoña Villacís en los próximos meses terminará de escribir el futuro del partido en la región. Y eso se puede empezar a percibir si el PP incorpora a su lista -que tendrá muy pocos cambios- o a un eventual Gobierno posterior a gente de Ciudadanos, con nombres como los de Marta Rivera de la Cruz, exconsejera de Cultura, o Roberto Núñez, exviceconsejero de Deportes, en muchas quinielas.

La estrategia

Su puesto de vicealcaldesa no peligra, su relación con el alcalde Almeida es muy buena, pero su nombre suena como nunca en dos frentes: uno al corto plazo, muy improbable, como candidata de su partido en las Elecciones Autonómicas para rivalizar con Ayuso. No es oficial, pero se la cita en los "pasillos naranjas" más  dispuestos a pelear en esa cita electoral.

 

Y el otro, igual de oficioso pero muy insistente, para incorporarse al PP en el futuro y cerrar la "absorción" de facto que los populares quieren culminar el 4 de mayo. La otra especie apunta a una supuesta tensión entre Ayuso, Casado y Almeida, ya aclarada por Ana Martín en ESdiario: lejos de existir tensión alguna, el presidente del partido y la de la Comunidad de Madrid decidieron juntos el adelanto el pasado martes.

Algo en lo que Ayuso ya había insistido en el pasado, sin demasiada energía, y que Génova había rechazado hasta ahora, cuando el seísmo murciano expandió una onda hasta la Puerta del Sol que se ha vuelto en contra de sus impulsores: Ayuso, que no ganó las últimas Elecciones, está más cerca que nunca de ganarlas "a lo Feijoó".