21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez y Calvo en un pleno del Congreso.
Sánchez y Calvo en un pleno del Congreso.

Calvo quiere llevar a las aulas su polémico "Ministerio de la Verdad"

Padres y docentes se han puesto en guardia con los planes de Moncloa. La vicepresidenta pretende imponer en los currículum la "desinformación" sin fijar antes qué es.

| M.B España

Pese a la rebelión general que provocó el intento del Gobierno de tutelar la libertad de información con su controvertido Ministerio de la Verdad, Moncloa vuelve a la carga y va más lejos aún con un plan para llevar a las aulas la desinformación -sin fijar de forma clara que significa ese término- camuflando la nueva asignatura en un supuesto objetivo para concienciar a los más jóvenes sobre la Seguridad Nacional.

El Ejecutivo progresista quiere aumentar la conciencia colectiva de la ciudadanía sobre seguridad nacional. Para ello, ha aprobado un plan integral que incluye un amplio abanico de medidas, como su inclusión en los currículos educativos, la formación contra la desinformación o un elenco de acciones orientadas a aumentar la imagen exterior de España como país "íntegro, seguro y comprometido con el mantenimiento de la paz y la estabilidad internacionales".

Así consta en el Plan Integral de Cultura de Seguridad Nacional, aprobado este mes por el Consejo de Ministros y publicado este jueves en el BOE bajo la autoría de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

El objetivo es apuntalar una acción "coordinada e integral" del Estado que genere una "amplia" conciencia y cultura de seguridad, de manera que la ciudadanía sea consciente de "los esfuerzos" que requiere su salvaguarda y de la necesaria "corresponsabilidad social".

Moncloa asume así como "prioritario" incrementar la cultura de Seguridad Nacional aunando las acciones de toda la administración pública, respetando las competencias de las comunidades autónomas y entidades locales pero "a través de la cooperación y el trabajo conjunto".

Para el desarrollo del plan, el Ejecutivo establece cuatro ámbitos de actuación: formación, comunicación pública y divulgación, relevancia en el exterior y participación. El primero de ellos es el que incluye el propósito de "fomentar" la inclusión en los currículos educativos "de un conocimiento amplio sobre la seguridad humana y sobre las diferentes herramientas de las que dispone el Estado para preservar los derechos, las libertades y el bienestar de la ciudadanía".

También se propone proporcionar conocimientos para evitar la manipulación a través de campañas de desinformación y promover en el sistema educativo "los valores propios de una educación y una cultura para la paz, los valores democráticos, de no violencia, tolerancia, solidaridad, igualdad y justicia".

Para articular todas estas actuaciones, el plan de Carmen Calvo decreta la constitución de un grupo interministerial de seguimiento "como principal órgano garante de la ejecución, impulso, seguimiento y evaluación de las líneas de acción" recogidas en el proyecto.