04 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El Poder Judicial sigue siendo el objetivo prioritario del arranque de 2021 para el Gobierno.

El Gobierno acelera el cerco al CGPJ en el Congreso en vacaciones parlamentarias

Mientras Moncloa se niega a que Sánchez sea fiscalizado hasta febrero, el Gobierno prima en la agenda de este mes como su prioridad el "asalto" al Poder Judicial y la comisión Kitchen.

| Javier Ruiz de Vergara España

Cuestión de prioridades. Mientras el Gobierno se resiste a ser fiscalizado por el Parlamento hasta el próximo mes de febrero -pese al caos en la vacunación, el polémico acuerdo con Reino Unido sobre Gibraltar, y los efectos del temporal Filomena, entre otros asuntos de actulidad-, PSOE y Podemos van a imponer su particular agenda para activar parcialmente el Congreso y acelerar así el cerco al Consejo General del Poder Judicial.

Llama la atención que esta, en la Comisión de Justicia, vaya a ser la única actividad parlamentaria que va a permitir la mayoría Frankenstein en el arranque de 2021. Junto a otra bien significativa: la puesta en funcionamiento de la comisión Kitchen para investigar las interioridades del Ministerio del Interior en la etapa de Mariano Rajoy.

Como informó ESdiario el pasado día 6, Moncloa no está dispuesto a facilitar un adelanto de la fiscalización al Gobierno solicitando, por ejemplo, una comparecencia voluntaria y urgente de Pedro Sánchez en el Pleno. O de sus ministros en comisión para dar explicaciones sobre algunos asuntos de actualidad: como el inicio del proceso de vacunación, el acuerdo sobre Gibraltar tras el Brexit, la designación del ministro de Sanidad como candidato del PSC a las elecciones catalanas, el tarifazo de la luz o la falta de previsión con el temporal Filomena.

De momento, esta semana, la Cámara Baja tenía previsto como asunto principal en su agenda el comienzo del examen de los candidatos a formar parte del Consejo de Administración de RTVE. Que ha quedado suspendido por la nevada que ha colapsado Madrid y aplazado, en un principio, hasta el miércoles.

Y la Mesa del Congreso -con la correspondiente Junta de Portavoces- tiene pendiente estudiar un paquete de comparecencias exigidas por el PP (entre ellas la del propio presidente) en la Diputación Permanente, máximo órgano de las Cortes entre periodos de sesiones.

 

 

Es previsible que la mayoría que PSOE y Podemos ostentan en la Mesa tumben esas peticiones que incluyen además las comparecencias de las vicepresidentas Carmen Calvo y Nadia Calviño, y los ministros de Justicia y Transportes, Juan Carlos Campo y José Luis Ábalos.

De esta forma, la mayoría que sustenta la coalición Frankenstein tan solo va a habilitar el mes de enero para completar la tramitación de la Proposición de Ley de PSOE y Unidas Podemos para limitar las competencias del CGPJ mientras siga en funciones, que será de esta forma tramitada de forma exprés. Y para activar el calendario de la comisión de investigación sobre la operación Kitchen, para rastrear el supuesto espionaje del Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz al extesorero del PP, Luis Bárcenas.

Para imponer, por delante de los asuntos de actualidad, estas dos prioridades, los dos socios del Gobierno han logrado el apoyo de Esquerra, Junts, Compromís, Más País y Bildu.

Cabe recordar que el artículo 61.2 del reglamento del Congreso establece que "la Cámara sólo podrá celebrar sesiones extraordinarias a petición del Gobierno, de la Diputación Permanente o de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso". No habrá así fiscalización a la gestión del Ejecutivo, pero sí el acelerón definitivo contra el Poder Judicial.