| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La ministra de Igualdad, Irene Montero
La ministra de Igualdad, Irene Montero

La otra ley chapucera de Irene Montero desata una tormenta entre PSOE y Podemos

Los socialistas no quieren que los futuros recursos contra la norma terminen por acabar con la poca credibilidad que le queda al Ejecutivo en materia legislativa.

| Andrea Jiménez España

La inseguridad jurídica que se ha puesto de manifiesto con la entrada en vigor de la llamada 'ley del sí es sí', es un peaje que el PSOE no quiere volver a pagar. La reducción de las penas a los agresores sexuales, que han terminado por poner a algunos de ellos en la calle,  ha puesto en alerta a los socialistas que ya se niegan a retirar las enmiendas que han presentado al respecto de otra de las normas estrella de Irene Montero, la 'Ley Trans'.

Ha sido la propia ministra de Igualdad la que ha desvelado la falta de acuerdo y entendimiento con el PSOE, con el que mantiene serias discrepancias por el punto más controvertido de la norma, la llamada 'autodeterminación de género'. "Nos acaban de comunicar que el PSOE no quiere el acuerdo e irá con sus enmiendas a la ponencia", ha explicado Montero en una entrevista en TVE.

Así, ha recordado que "la propuesta del Gobierno es la ley que está en tramitación", pero ha insistido en la decisión del PSOE de "no buscar un acuerdo". Ante ello, ha admitido estar "preocupada" ante "en momento difícil de la tramitación de la ley", por la posibilidad de que "PSOE y PP puedan sumar (votos) para que se produzcan recortes de derechos en la infancia trans".

De hecho, la autodeterminación de género en los menores ha sido el principal motivo del enfrentamiento entre el PSOE y el Ministerio de Igualdad. El grupo parlamentario socialista registró 31 de octubre sus enmiendas parciales a la ley con las que pretende que los menores de 12 a 16 años necesiten el aval judicial para poder cambiar el nombre y el sexo en el Registro Civil, una exigencia que el texto actual contempla únicamente para los menores de 12 a 14 años.

Otra de las enmiendas establece que, en caso de que se quiera revertir el cambio de sexo en el registro, se tendrá que obtener aprobación judicial a través de un expediente de jurisdicción voluntaria. Actualmente, el proyecto de Ley contempla que esta reversibilidad se pueda solicitar a partir de los seis meses a través del mismo procedimiento regulado para el cambio registral, que no requiere autorización judicial en mayores de 14 años.

El PSOE defiende que mantendrán las enmiendas para garantizar "la seguridad jurídica de la ley" ante los posibles recursos al Constitucional

Aún así, la ministra ha asegurado, no obstante, que "todavía quedan horas" para tratar de reconducir la situación. "El PSOE me ha trasmitido que no quiere ese acuerdo, pero estamos a tiempo de tratar de que eso no ocurra", ha insistido Montero.

Sin embargo, desde el PSOE no consideran roto ningún proceso de negociación respecto a esta ley y se aferran a que solo es un trámite más en el recorrido parlamentario de una norma que, a su juicio, no salió lo suficientemente pulida del Consejo de Ministros.

De hecho, defienden que mantendrán las enmiendas para garantizar "la seguridad jurídica de la ley y su blindaje respecto a los más que previsibles recursos al Tribunal Constitucional del PP y la ultraderecha", demostrando, que a la vista de lo ocurrido con la Ley del sí es sí, es necesario mirar con lupa los textos que salen de Igualdad para evitar otro desastre.

Pero estos desastres que persiguen a Montero no son suficientes para que ni siquera se plantee salir del Gobierno. "Cuando hay momentos difíciles, tenemos la obligación de dar la cara y demostrar que somos más", ha explicado la titular de Igualdad, obviando los problemas que está acarreando su norma.