24 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El nuevo presidente del Consejo de Transparencia, José Luis Rodríguez, con Dolores Delgado.

Moncloa logra imponer a un cargo de ZP al frente del Consejo de Transparencia

Tan solo PP y Vox se han opuesto a la llegada de José Luis Rodríguez a la presidencia del órgano encargado de velar y fiscalizar al Gobierno. Y ya ha desatado desconfianza antes de comenzar.

| M.B España

Dice el viejo dicho que "la mujer del Cesar no solamente debe ser honrada sino también parecerlo". No parece que sea el caso del nuevo presidente del Consejo de Transparencia, el candidato de Pedro Sánchez que este miércoles ha recibido el aval del Congreso de los Diputados. Eso sí, con el voto en contra del PP y Vox, que no se fían dados los antecedentes del elegido.

De esta forma, José Luis Rodríguez Álvarez, un alto cargo de la administración en el goboerno de José Luis Rodríguez Zapatero, se conviete en el nuevo presidente del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, un puesto que estaba vacante desde septiembre de 2017.

Tras presentar sus credenciales ante la Comisión de Política Territorial, el candidato ha superado la mayoría absoluta que exige la ley, pues ha logrado el respaldo de PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, Junts y PRC, pero el nombramiento no ha sido unánime ya que Ciudadanos y Bildu se han abstenido y el PP y Vox han votado en contra precisamente por su pasado en el gobierno socialista de Zapatero.

 

El nuevo presidente del Consejo de Transparencia, este miércoles en el Congreso.

 

Rodríguez Álvarez es profesor de Derecho Constitucional y, tras dirigir la Fundación Democracia y Derecho Local, entró en Moncloa en abril de 2004, con la llegada al Gobierno de Zapatero, como director del Gabinete del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, entonces Francisco Caamaño.

"Fue una experiencia sumamente enriquecedora", ha explicado a los diputados en el examen porque le permitió pasar "de los libros" a la práctica diaria, la vida parlamentaria y la tramitación de distintas reformas estatutarias.

En abril del año 2008 pasó a ser director general de Coordinación Jurídica en el Ministerio de la Presidencia, cargo que ocupó hasta febrero de 2009, cuando Caamaño fue nombrado ministro de Justicia y se lo llevó de director de gabinete.

El Gobierno Zapatero le nombró director de la Agencia de Protección de Datos en junio de 2011 y allí continuó hasta 2015, conviviendo con el Gobierno de mayoría absoluta del PP, que no podía relevarlo hasta terminar su mandato de cuatro años.

Ese pasado en el gobierno Zapatero es lo que motiva las críticas del PP, cuyo portavoz, Vicente Betoret, ha dicho que "hay que tener mucha fe para creer que no va a actuar como comisario político del señor Sánchez". "A usted le han seleccionado por su currículum político, no por sus méritos", sostiene.

También Vox ha cuestionado su idoneidad argumentando una noticia de un periódico que recogía quejas de algunas asociaciones especializadas.