28 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Page, el último bastión crítico del PSOE tras la derrota de Susana Díaz.
Page, el último bastión crítico del PSOE tras la derrota de Susana Díaz.

Sánchez prepara su "operación La Mancha" para deshacerse de García-Page

Manuel González Ramos, el líder de los socialistas de Albacete y hombre del presidente en Castilla-La Mancha, aglutina al sanchismo a la espera de si el presidente opta a la reelección.

| Javier Ruiz de Vergara España

Los que hace apenas cuatro años eran considerados los "cuatro magníficos" del PSOE están plenamente desactivados. Susana Díaz derrotada, Guillermo Fernández Vara adherido al sanchismo -sin demasiado entusiasmo- como miembro de la Ejecutiva Federal y presidente del Comité Territorial socialista, Javier Lambán acechado por sus problemas de salud y Emiliano García Page.

En el plan de renovación que diseña Ferraz de cara al 40 Congreso Federal de mediados de octubre, el barón castellano-manchego asoma como el último bastión del viejo PSOE, ése que trató de descabalgar a Sánchez en 2017 cuando comprobó que estaba dispuesto a todo a cambio del poder.

Pero según las fuentes socialistas consultadas por ESdiario, Sánchez no va a dispensar a Page el mismo "trato" que ha dado a la secretaria general de los socialistas andaluces. Ferraz y Moncloa van a esperar primero a que García Page aclare sus planes de futuro y confirme si optará a finales de año a un nuevo mandato orgánico en el Congreso regional del PSOE manchego.

"Page es más necesario que nunca", es el mensaje que lleva trasladando desde hace meses Sergio Gutiérrez, secretario de Organización del PSOE-CLM. Un aviso en clave interna a varias plataformas de críticos que tratan de articular desde hace ya tiempo una alternativa afín a Sánchez.

Un hoja de ruta que se aglutina alrededor de Manuel González Ramos, líder de los socialistas de Albacete y el hombre fuerte de Ferraz en la comunidad. ¿El Juan Espadas manchego?, se preguntan los fieles a Page.

 

Sánchez y Manuel González Ramos, en una imagen tras la victoria del primero en las primarias contra Susana Díaz.

 

De momento, Sánchez tan solo quiere medir fuerzas en un territorio con una militancia muy tradicional y que concedió a Page una mayoría absoluta con un discurso propio y diferenciado respecto al del líder nacional.

En la polémica de los indultos, Ferraz sabe y "comprende" que Page mantendrá una postura beligerante y crítica hasta el final, ya que sus votantes comparten la indignación del electorado de centroderecha que este domingo se manifestó en la Plaza de Colón.

"Otra cosa es", advierten fuentes socialistas a este diario, que Page forma parte de ese pasado que Sánchez arrinconó en su victoria en las primeras frente a Susana Díaz y que ha apuntillado este domingo en Sevilla.

Llegan los definitivos aires de renovación al PSOE y Sánchez quiere completar un partido a su imagen y semejanza. Objetivo Castilla-La Mancha. Pero también Extremadura, País Vasco y Galicia. No será traumático como en Andalucía, pero Page es el siguiente en el punto de mira de Ferraz. Ya se sabe: cuando las barbas de tu vecino veas pelar...