| 22 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Más líos con los callejeros: de la Memoria Democrática a la igualdad de género

Podemos no solo quiere borrar de un plumazo algunos nombres por considerarlos "franquistas" ahora también son machistas

| A. Jiménez España

Los callejeros de las grandes ciudades están dando para mucho en las últimas semanas. Tras la retirada de los nombres de Indalecio Prieto y Largo Caballero en Madrid, ahora Podemos ha tenido una nueva ocurrencia para adjudicar las próximas calles que se desarrollen en Bilbao.

Ha sido precisamente el grupo municipal de Elkarrekin Podemos quien ha registrado una proposición para su debate en el pleno de la capital vasca de este mes de octubre en la que se insta al Gobierno municipal a denominar con nombres de mujeres todas las nuevas calles, plazas, avenidas, espacios verdes o cualquier otra infraestructura que se desarrolle en la ciudad, porque, según ha denunciado, de los de 915 nombres de calles de la Villa, únicamente 28 llevan nombre de mujer.

 A su juicio, esta es una "cifra muy baja", que no llega ni a los porcentajes, "también escasos", de otras ciudades como Madrid, con un 21%; Zaragoza, con un 18%, o Barcelona, con el 16%.

De hecho, la concejala Carmen Muñoz ha asegurado que es necesario "paliar esta flagrante desigualdad", con el objetivo de "visibilizar a las mujeres al igual que se ha hecho a lo largo de la historia con los hombres".

Además, también han propuesto "denominar las calles con nombres de mujeres que hayan sido asesinadas por la violencia machista, como forma de reconocimiento y reparación hacia las víctimas y sus seres queridos".

Esta propuesta de Podemos llega solo una semana después de que VoxPP y Cs acordasen en el Ayuntamiento de Madrid eliminar el nombre del que fuera presidente del Gobierno en la República, el socialista Francisco Largo Caballero, del callejero madrileño "en aplicación de la Ley de Memoria Histórica" y del también ministro socialista en la República Indalecio Prieto.

Ello provocó además la salida en tromba de toda la izquierda, que ha mitificado durante años la figura de ambos dirigentes. Tanto es así que hasta el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez llegó a asegurar que es "una lamentable noticia para una ciudad noble, plural y abierta como Madrid. Podrán quitar sus placas pero nunca podrán borrar su memoria en favor de la libertad y la justicia social del corazón de los madrileños".