27 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Sánchez vuelve a "meter" a España en Irak y lo desvela Macron desde Francia

De manera insólita, el presidente francés destapa un compromiso "bélico" de Sánchez en el avispero iraquí que el Gobierno no ha explicado aún en España.

| ESdiario España

España "vuelve" a Irak, nombre canónico del "No a la Guerra", pero lo españoles se han tenido que enterar de la decisión de Pedro Sánchez por el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Es el dirigente del país vecino quien ha revelado la participación de España en una operación bélica en aquel país, en concreto en tareas de escolta del inmenso buque Francés desde el que se dirigen las operaciones contra el Estado Islámico.

Por el dirigente galo hemos sabido, sin más precisiones, que España escoltará al portaaeronaves "Charles de Gaulle" al avispero iraquí, donde los restos del DAESH mantienen una fuerte conflictividad pese a su derrota territorial en Siria.

En sus declaraciones públicas en Francia, Macron ha anunciado que el portaaeronaves se unirá a la 'Operación Chammal', nombre de las operaciones francesas contra Estado Islámico en Irak, entre enero y abril de 2020.

 

Y es ahi donde ha revelado un dato que ni Sánchez ni el Gobierno habían aireado en España: "El grupo aeronaval apoyará la 'Operación Chammal' entre enero y abril de 2020 antes de dirigirse al Atlántico y el mar del Norte. Alemania, Bélgica, España, Grecia, Países Bajos y Portugal "participarán en la escolta" durante la misión, detalló.

El 'Charles de Gaulle' ya apoyó las operaciones contra Estado Islámico en 2019, cuando las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) arrebataron el último enclave a los yihadistas en Siria con apoyo de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

La coalición anunció la semana pasada una "pausa" en sus operaciones militares en Irak ante el incremento de las tensiones por la muerte del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria en Irak, en un bombardeo estadounidense en Bagdad.

Un avispero

Apenas unos días antes, parte de la coalición de la 'Operación Resolución Inherente' anunció la suspensión indefinida de sus operaciones contra el grupo yihadista y de formación de fuerzas iraquíes ante la inestabilidad en el país.

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) -una coalición de milicias iraquíes progubernamentales apoyadas por Irán-, Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes y militares iraníes.

Por ello, el Parlamento iraquí ha aprobado una moción que exige la expulsión de las tropas estadounidenses del país y obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros.

En ese contexto, España irrumpirá en una tarea menor, sin duda. Pero una similar en los años 90 provocó una inmensa reacción en las calles al grito de "No a la guerra". En aquel momento, cuando se popularizó la llamada foto de las Azores que presentaba a Aznar intimando con Bush y Blair, España asumió unas tareas muy similares a las que ahora, con Sánchez, vuelve a ejercer.