| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez
La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez

El Gobierno consuma otro 'impuestazo' e impondrá el peaje en las autovías

El Ejecutivo no quiere que se le denomine 'peaje' pero, al margen de su denominación, termina por implantar el pago por el uso de las vías de alta ocupación.

| A. J. España

El Gobierno lo coló entre los cientos de páginas que envió a Bruselas dentro del Plan de Recuperación y Resiliencia y pese a intentar dilatar el anuncio durante semanas parece que ya es un hecho. Los españoles tendrán que pagar por el uso de las autovías. Un peaje encubierto que suprondrá un lastre más para los ciudadanos que ya tienen que soportar el alto precio del carburante, por lo que viajar en coche, ya será una actividad casi de lujo. Lo ha confirmado el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez, que se resiste a llamarlo peaje, pese a que en su esencia sí lo sea.

"No le llamaría en el primer lugar peaje. Hablamos de que vamos a implantar un sistema de tarificación. Y no le llamaría peaje porque la gente cuando habla de peaje piensa en unas tarifas similares a las que de las autopistas que se paguen hoy", ha explicado en la Cadena Ser para intentar justificar posteriormente la implantación de una tasa por el uso de las vías de alta ocupación.

 A juicio de Vázquez, en España existe un vacío que "no tiene sentido", que "el mantenimiento y la conservación de la infraestructura se siga sufragando con los impuestos de todos los españoles que tiene necesidades más urgentes como son las políticas sociales", ha justificado, olvidando a los millones de personas que utilizan las carreteras a diario para dirigirse a sus puestos de trabajo.

Así, según adelantó la Cadena Ser,  el Gobierno baraja imponer, a partir de 2024, un precio de 1 céntimo de euro por kilómetro como recargo a quienes circulen por las vías de alta capacidad, aunque aún no se conoce la letra pequeña de la norma que está plasmando el Ejecutivo, ya que también está sobre la mesa el sistema de la viñeta, que supone un pago fijo anual para usar todas las carreteras.

Ya lo insinuó también este lunes la secretaria de Estado del Ministerio de Transportes, Isabel Pardo de Vera, cuando aseguró que "es imperativo que demos un paso más y pongamos en marcha los cambios administrativos que se nos demandan desde Bruselas".

"Se ha alargado la toma de decisiones"

No aprobar esta tasa, indicó Pardo de Vera, "detrae recursos" para el mantenimiento de carreteras "en detrimento de los que habrían de ser destinados a reforzar el aseguramiento de la sanidad, la educación o la justicia". Ese perjuicio se agrava con la recaudación de peajes "desequilibrados" en el territorio, "generando profundas brechas de oportunidad".

Pardo de Vera apuntó que el modelo impuesto en Europa "es un 60% de tasa de uso y un 40% de peajes" y ha preguntado si "alguien puede entender" que los camioneros españoles "paguen por usar las carreteras de toda Europa" y los extranjeros "usen gratis" las estatales. "Se ha alargado demasiado la toma de decisiones", ha insistido Pardo de Vera.

Por ello, anunció que el Gobierno está trabajando ya en un modelo de pago por uso "que ofrecerá una solución para el creciente déficit en conservación de la red de carreteras de alta capacidad", pero que esconde otro 'impuestazo' encubierto para llenar las arcas del Estado que cada día están más esquilmadas.