| 19 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Mónica García con miembros de su equipo en la Asamblea de Madrid.
Mónica García con miembros de su equipo en la Asamblea de Madrid.

El otro médico de Más Madrid deja mal a Mónica García: él sí seguirá ejerciendo

La líder de la oposición a Ayuso ha pedido una excedencia en el hospital para dedicarse solo a la política, al contrario de lo que siempre defendió. Y va su compañero y le lleva la contraria

| Ana Martín España

 

La decisión de Mónica García de pedir un excedencia en el Hospital 12 de Octubre y acogerse al régimen de exclusividad como diputada de la Asamblea de Madrid en contra de lo que siempre prometió y defendió aún colea. 

Tal es así que desde que recogió su credencial en la Cámara regional ha tenido que explicar varias veces que es temporal; y que en cuanto tenga "organizado" el grupo parlamentario de Más Madrid y la estrategia política "encauzada" volverá a ponerse la bata de anestesista y a estar en primera línea. Porque para ella supone, según afirmó hace unas semanas, tener "un pie en la tierra".

La declaración de actividades que ha registrado Mónica García.

 

Eso ha dicho la líder de la oposición a Isabel Díaz Ayuso, que en campaña popularizó la coletilla "médica y madre". Y que aún hoy en su perfil de Twitter presume de tener, sobre todo, "la mirada puesta en la Sanidad Pública".

Pero la mayor faena se la ha hecho a García un compañero de filas. El otro médico de Más Madrid. El psiquiatra y diputado Diego Figuera, que lo es desde 2019, ha decidido hacer todo lo contrario que su jefa de filas y seguir compaginando su escaño con su puesto en el Servicio Madrileño de Salud. 

Figuera ha registrado una declaración de actividades en la Asamblea de Madrid en la que deja claro que seguirá sin tener dedicación exclusiva, exactamente como hasta ahora. De manera que seguirá al pie del cañón como director del Hospital de Día Ponzano del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, de titularidad pública. 

La declaración de actividades que ha registrado Diego Figuera.

 

Figuera, psiquiatra y miembro de la marea blanca, entró en la Cámara en 2019 y siempre tuvo claro que tendría una dedicación parcial, salvo en el supuesto de que Más Madrid llegara al Gobierno de la Comunidad. Y, tras las elecciones madrileñas de mayo, ha mantenido esa idea. 

No así Mónica García, que en lo peor de la pandemia estuvo de baja de su puesto de anestesista porque se fracturó el codo y cuando se reincorporó (en febrero) apenas duró unas semanas por la convocatoria electoral.

 

 

En la bancada de Más Madrid hay un tercer médico, uno recién llegado a la Asamblea de Madrid en el mes de junio. Se trata de Javier Padilla, que era médico de familia en Parla. Era, porque él desde un principio se ha acogido al régimen de dedicación exclusiva, siguiendo el ejemplo de su portavoz. 

En realidad, la inmensa mayoría de diputados de Más Madrid lo son a tiempo completo. En concreto, 22 de los 24. Las dos únicas excepciones son el psiquiatra y el diputado Eduardo Fernández Rubiño, en su caso porque es a su vez senador por designación autonómica.