| 23 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Casado, conversando por videoconferencia con Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea
Pablo Casado, conversando por videoconferencia con Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea

El PP prepara un marcaje especial para que "no se tiren" los fondos europeos

Los de Casado no van a consentir el despilfarro y la ineficacia de los 140.000 millones que llegarán de Bruselas y han diseñado un plan para ejercer un control férreo desde el Congreso.

| M. Villa / EP España

 

Ni dilapidar ni derrochar en proyectos y en acciones ineficaces, sectarias u oscuras; ni que acaben diluidos en otro calamitoso 'Plan E' como el de los tiempos de Rodríguez Zapatero. En el PP se han propuesto ejercer un control estricto de los fondos europeos para la reconstrucción tras el desastre de la pandemia. Y a tal fin han preparado un plan de férreo control en el Congreso de los Diputados.

En concreto, los de Pablo Casado han activado un grupo de trabajo en el Parlamento para controlar los 140.000 millones de fondos europeos que va a recibir España con el objetivo de que el uso de esos recursos sea "más eficiente", no se "tire el dinero por el agujero" o se malgaste en iniciativas similares al 'plan E' que lanzó el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Más adelante, cuando ya empiece a ejecutarse el plan de recuperación, el partido impulsará también un comité de expertos que implique a la sociedad civil para supervisar esos proyectos.

 

Así lo ha asegurado a Europa Press la vicesecretaria de Sectorial del PP y responsable económica del partido, Elvira Rodríguez, quien ya ha comenzado a coordinar los trabajos de ese equipo parlamentario que llevará a cabo esa tarea de fiscalización, ejecución presupuestaria y control de las subvenciones.

La exministra de Medio Ambiente ha señalado que serán los diputados del Grupo Popular los que harán esa labor de vigilancia porque son los que "se relacionan con los distintos Ministerios" y el Gobierno "ha troceado" el plan por Departamentos. Con ese objetivo, el PP ha diseñado unos "procedimientos comunes" y mantendrán reuniones periódicas para coordinarse y compartir información, viendo si las propuestas suponen "tirar el dinero por el agujero" o "repetir el plan E", según ha detallado Rodríguez.

"Hay que hacer un seguimiento que podría decirse presupuestario. No es que fiscalicemos, es que queremos ver qué es lo que deciden hacer, que todavía no lo sabemos porque tienen que empezar a salir los concursos y las líneas de subvenciones, someterlas a un análisis crítico y hacer la labor de oposición que tengamos que hacer", ha explicado.

 

Rodríguez ha alertado de que en esta labor hay que tener en cuenta dos cuestiones: que esos fondos se ejecuten "mal" o que "no se ejecuten". Y según ha reconocido, ella cada vez es "más pesimista" y tiene dudas de que esos fondos se acaben "ejecutando bien" por parte del Ejecutivo.

Sin contar con las autonomías y sin autoridad independiente

También se ha quejado la dirigente popular de que el Ejecutivo no haya contado en este tema ni con el PP ni con las Comunidades Autónomas. "No conocemos nada y ésa es nuestra queja. Pero más que una queja es una reivindicación porque un plan como éste, con efectos a medio y largo plazo que se pasa de la legislatura, debía haber sido consensuado", ha declarado.

En el caso de las autonomías, ha indicado que hay líneas de trabajo que son competencias autonómicas y tampoco se ha contado con ellas. De hecho, ha subrayado que la Conferencia Sectorial de CCAA que se creó como "gran invento" de cogobernanza del plan "es un timo" porque "solo se ha reunido dos veces" y no se trabaja con consensos.

 

Asimismo, Rodríguez ha criticado que el Gobierno se haya negado a crear una autoridad independiente que controle esos fondos europeos como pedía el PP y se ha hecho en otros países europeos, de forma que ese dinero quede "al margen de veleidades políticas".

Se trata, ha proseguido, que los proyectos que se van a realizar no estén "concentrados en tan pocas manos y de tanto nivel político porque eso puede dar lugar a clientelismo". "Por eso queríamos que ese agujero previo se dilucidara por una entidad independiente, no en una mesa camilla en La Moncloa. Pero se han negado rotundamente desde el principio", ha lamentado.