| 22 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez junto a la portavoz de Bildu, Merche Aizpurúa.
Sánchez junto a la portavoz de Bildu, Merche Aizpurúa.

Sánchez monta otro acto de propaganda contra ETA mientras pacta con Bildu

El presidente del Gobierno se ha colocado en su agenda un acto propagandístico. Escenificará la destrucción de las armas incautadas a ETA, mientras en el Congreso se sigue apoyando en Bildu.

| A. Jiménez España

Sánchez también quiere colgarse la medalla del fin de ETA y ya ha organizado otro gran acto publicitario con el que escenificarlo. Presidirá el próximo 4 de marzo la destrucción de más de mil armas incautadas a organizaciones terroristas como ETA y Grapo, aunque sobre su cabeza sigue la losa de estar al frente del Ejecutivo gracias al apoyo de Bildu.

El evento que ha sido organizado por impulso del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo de Vitoria-Gasteiz y la presencia de Sánchez ha sido dada a conocer, a través de un comunicado, por el Ministerio del Interior, tras la visita realizada este viernes por el ministro Fernando Grande-Marlaska a la sede del centro.

 Pero además, en este mismo encuentro el ministro se ha reunido con el vicelehendakari y consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, con el que ha acordado una próxima convocatoria de la Junta de Seguridad del País Vasco.

Esta reunión se ha desarrollado "en un ambiente distendido y de máxima cordialidad", y ha resultado "fructífera en cuanto a contenidos" según han indicado y han abordado la transferencia a Euskadi de la gestión penitenciaria, que están "ultimando" los ejecutivos central y vasco. 

 Todo ello, tras un año en el que Sánchez ha concedido innumerables beneficios penitenciarios a los presos terroristas de ETA,coincidiendo  en el tiempo con la alianza del PSOE y Podemos con PNV y Bildu. 

Según la AVT, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha concentrado a lo largo de los últimos 12 meses en torno al 80% de los 144 traslados de presos de ETA autorizados desde la llegada al Gobierno de Pedro Sánchez en 2018.

Más de la mitad de los 195 etarras que siguen en prisión en España se encuentran ya a menos de 200 kilómetros de sus domicilios mientras que en las cárceles andaluzas, las más alejadas, quedan apenas una treintena, según los datos recabados por la Asociación de Víctimas del Terrorismo.