06 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Landelino Lavilla, exministro de Justicia y expresidente del Congreso.

Fallece Landelino Lavilla, histórico de la Transición y presidente del Congreso

A los 85 años y víctima de la enfermedad que sufría ha muerto uno de los más próximos colaboradores de Suárez en la UCD. Fue su ministro de Justicia.

| ESdiario España

No ha sido el coronavirus, pero el Covid 19 va a impedir el funeral de Estado que Landelino Lavilla merecía. El histórico dirigente de la UCD, Landelino Lavilla, ha fallecido este lunes a los 85 años en su domicilio, víctima de la enfermedad que le había postrado en los últimos meses. Lo fue todo: ministro de Justicia, diputado, presidente del Congreso y presidente del Consejo de Estado. Uno de esos hombres buenos de La Transición que contribuyeron al paso de la dictadura a la democracia.

Nacido en Lérida en agosto de 1934 y formado en la carrera de Derecho en Zaragoza y en Madrid, Landelino Lavilla fue uno de los rostros más conocidos de la Unión de Centro Democrático que, bajo el liderazgo de Adolfo Suárez, dirigió el camino a las elecciones democráticas tras la muerte de Franco.

Político de arraigadas creencias católicas, fue subsecretario de Industria en el último año del franquismo y fue nombrado ministro de Justicia por Suárez en 1976 hasta que, tras las elecciones generales de 1979, las primeras desde la aprobación de la Constitución, fue elegido diputado por Jaén y pasó a asumir la Presidencia del Congreso.

La intentona golpista del 23F le pilló precisamente al frente de la Mesa del Congreso, dirigiendo la sesión plenaria de investidura de Leopoldo Calvo Sotelo, que había sido propuesto para presidir el Gobierno tras la dimisión de Adolfo Suárez. En las imágenes de aquella tarde se puede ver su sorpresa al ver entrar en el hemiciclo a guardias civiles uniformados.

 

Lavilla en la icónica fotografía de Tejero subiendo a la tribuna del Congreso el 23-F.

 

En 1982, con la UCD en descomposición y parte de sus dirigentes en dirección a formaciones de centroderecha (AP, PDP, PL), de izquierda (PSOE) y la nueva marca de Adolfo Suárez con el CDS, Landelino Lavilla fue elegido presidente de lo que quedaba del partido gobernante.

En las elecciones de octubre de ese año, las de la primera mayoría absoluta del PSOE de Felipe González, la UCD se despeñó y ni siquiera logro escaño el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo.

Desde 1995 era el presidente de la Sección Primera del Consejo de Estado, la encargada de asuntos procedentes de la Presidencia del Gobierno y de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, de Política Territorial y Función Pública, así como los asuntos relativos a conflictos en defensa de la autonomía local.

Desde esa institución, y como experto jurista con experiencia parlamentaria y de gobierno, tuvo también un papel destacado en la preparación de la abdicación del rey Juan Carlos a petición de éste, según reveló el propio Lavilla en una entrevista radiofónica.

"Landelino Lavilla sirvió con toda su sabiduría y generosidad intelectual y un gran sentido institucional al objetivo de este Consejo de Estado. Como el conjunto de la institución, Lavilla puso siempre en el centro de su preocupación la lealtad constitucional y la defensa del Estado social y democrático de Derecho a través del rigor jurídico, ha declarado su actual presidenta, María Teresa Fernández de la Vega. Fue un excelente jurista, un valiosísimo político y un magnífico consejero dotado de un gran sentido de Estado y de una lealtad intelectual intachable".