23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Adriana Lastra durante una comparecencia en Ferraz.

La recaída de Asturias y la mejoría de Madrid dan una cura de humildad al PSOE

Los socialistas, y en especial por Adriana Lastra, han enmudecido ante la caída del mito asturiano. Tantas veces como loaron la gestión del presidente Barbón y ahora está desbordado.

| Ana Isabel Martín España

El pacto de no agresión que parecía tener el Principado de Asturias con el coronavirus se ha roto súbitamente. Tantas veces como los socialistas han comparado el buen hacer de Adrián Barbón con la "incapacidad" de Isabel Díaz Ayuso y ahora la realidad los ha arrollado. 

Las últimas cifras del Ministerio de Sanidad, las de este martes, sitúan a Asturias con una incidencia acumulada de 420 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Frente a la curva descendente de la Comunidad de Madrid, que ha logrado reducir la incidencia a los 373 casos.

Son muchos aún en Madrid, pero muchos menos que Navarra (1.182 casos), Aragón (1.119 casos) y Castilla-La Mancha (538 casos), las tres al mando de gobiernos socialistas de esos que, según el PSOE, no desmantelan la Sanidad pública sino que la cuidan y potencian. Solo están mejor que Madrid en incidencia acumulada la Comunidad Valenciana, Canarias, Baleares y Galicia.

Los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad este martes.

 

El caso es que el PSOE en general y su portavoz en el Congreso en particular -que es asturiana- se han pasado meses contraponiendo la gestión de Barbón a la Díaz Ayuso: el bien y el mal, siguiendo la lógica socialista. 

Y ahora los de Pedro Sánchez, y en especial Adriana Lastra, han enmudecido mientras Asturias registra un récord de muertos en las últimas 24 horas -18- que ni en marzo y su presidente solicita al Gobierno central poder confinar a la gente en sus casas. Como entonces, aunque esta vez Salvador Illa ha respondido que de momento no procede.

"Ya casi soy una madrileña de adopción, entre otras cosas porque el presidente casi no me deja volver a Asturias por la situación", bromeó Lastra a finales de septiembre en un acto en Alcalá de Henares, alimentando el relato contra Díaz Ayuso, que derivó en lo que derivó: en una declaración del estado de alarma solo en parte de la Comunidad de Madrid y solo para que los madrileños no escaparan en el puente del 12 de octubre.

Ahora Lastra, a tenor de los preocupantes datos de Asturias y de la sobrecarga en sus UCIs, prefiere tuitear sobre las exposiciones que ha visitado durante este puente que reconocer que el Ejecutivo de Adrián Barbón, al que tantas veces puso como ejemplo de buena gestión, está tan desbordado como lo estuvieron (o están) otros. A su compañero de partido no le va a acusar de hacer una gestión "desastrosa e irresponsable", como sí ha hecho muchas veces con la presidenta madrileña.

 

Hasta no hace tanto, por contra, presumía de Barbón y de la Sanidad asturiana con mensajes como éste:

 

Mientras, el presidente asturiano se justifica: "Sabíamos que habría una segunda ola, pero nadie en Europa pensaba que iba a ser así".