| 01 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carmen Calvo e Iván Redondo en una imagen de archivo.
Carmen Calvo e Iván Redondo en una imagen de archivo.

Calvo reconoce su mala relación con Redondo y la cara de Iglesias es un poema

La exvicepresidenta, en un alarde de sinceridad, reconoció que su relación con el asesor de Sánchez no era tan buena como la pintó el propio Redondo ante Jordi Évole.

| A. Jiménez España

Fue la primera cuña que colocó Iván Redondo durante su entrevista con Jordi Évole. Tenía que dejar claro que su relación con Carmen Calvo durante su estancia en el Gobierno era buena y así lo hizo. Tal era su intención, que el presentador ni siquiera le había preguntado por el asunto y él aseguró: "Muchas veces ha planteado y yo lo he leído en medios de comunicación que yo tenía una enemistad con Carmen Calvo. Lo único que te puedo decir de Carmen Calvo es que es una de las personas de las que más he aprendido, que siempre me ha respetado en mi esfera y yo en la suya".

Una afirmación de la que se han hecho eco en la Cadena Ser, donde cuestionaron sobre ello directamente a la otra protagonista de la historia, la propia exvicepresidenta, durante su participación en la tertulia que comparte con Pablo Iglesias y José Manuel García Margallo. "Señora Calvo, nos sorprendió muchísimo anoche escuchar que se llevaba tan bien usted con Iván Redondo", preguntaba Aimar Bretos.

 "Sí, a mi también", reconocía Carmen Calvo entre las risas y ante la estupefacción de un Pablo Iglesias que no lograba entender cómo la exvicepresidenta había reconocido tal extremo en público. De hecho, tras ser repreguntada por si ella se había sorprendido por la opinión de Iván Redondo, la expresidenta no ha podido ser más directa: "Pues sí", ha zanjado.

"He tenido con él una relación estrictamente profesional. Estrictamente profesional. Aunque la gente a veces no hace la distinción, una cosa es la presidencia del Gobierno y otra cosa es el ministerio de la Presidencia, que está para el apoyo del presidente, pero el presidente tiene su gabinete. Sabía cuál era mi espacio como ministra de la Presidencia y como vicepresidenta y en ese sentido cada cual ha operado en su espacio", ha sentenciado.